Gobierno refuerza medidas de control al contrabando de combustible

El Gobierno activó la Política Nacional de Control y Lucha Contra el Contrabando con el objetivo de fortalecer las acciones contra este flagelo y evitar la proliferación del mercado negro de carburantes, lo que permitirá un ahorro al Estado en la subvención de $us 1.000 millones al año.

“Esta política marca una ruta para implementar una serie de medidas de control y optimización, desde la producción e importación hasta la venta al consumidor final de combustibles, y así generar un ahorro al Estado en la subvención de carburantes de aproximadamente 1.000 millones de dólares al año”, destacó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina.

Se informó que esta política tiene un carácter interministerial, ya que incluye a entidades como Hidrocarburos, con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH); los ministerios de Economía, de Defensa y de Gobierno, principalmente.

Molina sostuvo que esta política se plantea con el objetivo de garantizar una mayor transparencia; luchar contra la corrupción y el contrabando; y resguardar la seguridad energética en el país. Para ello se desplazará a más de 170 efectivos de las Fuerzas Armadas en 12 municipios y zonas fronterizas a lo largo del país.

La autoridad explicó que, desde el sector energético, el plan se implementa a través de dos brazos operativos del Ministerio de Hidrocarburos y Energías: uno con la ANH, para el control en la venta de combustibles en las fronteras y en el mercado interno; y otro con YPFB, mediante la planificación en inversiones para exploración y explotación de hidrocarburos líquidos.

“Con YPFB se verá también la optimización de costos en la importación de combustibles y la sustitución de diésel fósil por biodiésel y HVO (aceite vegetal hidratado) para garantizar el suministro de carburantes”, agregó.

ContrabandoCarburantesPolitica14042

Las Fuerzas Armadas controlarán las estaciones de servicio en zonas fronterizas. (Foto: ANH)

Indicó que el Gobierno presenta estas medidas que permitirán hacer más efectivo el control a la venta de combustibles e incorpora correcciones a la normativa anterior que, por su ambigüedad, favorecía al mercado negro.

Reconoció que los resultados de las acciones ejecutadas hasta ahora, en lo que se refiere a la lucha contra el contrabando de combustibles, no alcanzaron a plenitud los resultados trazados y en este sentido el presidente Luis Arce tomó la decisión de implementar “mecanismos severos de control” a la venta de carburantes en los surtidores, mediante la promulgación del Decreto Supremo 4910.

El ministro garantizó que estas medidas no afectan de ninguna manera a los ciudadanos ni a ninguna actividad lícita; por el contrario, garantizarán el abastecimiento, precio y calidad del servicio de venta de combustibles en el territorio nacional.

Por su parte, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, informó que desde su despacho se implantarán acciones con la participación de efectivos militares en el control de poblaciones fronterizas en las que se considera que existe mayor flujo de contrabando de combustible; como son los municipios de Cobija, Copacabana, Desaguadero, Tambo Quemado, Pisiga, Villazón, Yacuiba, Bermejo, Puerto Suárez, San Matías, Piso Firme y Guayaramerín.

“La ciudadanía que hace uso de combustible de manera legal, racional, para su desplazamiento no tiene por qué preocuparse, el sector de transporte que hace uso de combustible para sus actividades regulares, no tiene por qué preocuparse, al igual que los sectores productivos, tanto agropecuarios e industriales, porque para ellos se va a garantizar el abastecimiento del combustible”, manifestó el titular de Defensa.

Ahora el PUEBLO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *