Presidente Arce afirma que la lucha y resistencia de los pueblos volverá a ser protagonista en la defensa de las democracias

La larga historia de lucha y resistencia de los pueblos de la Patria Grande, volverá a ser protagonista en la defensa férrea de las democracias, afirmó este lunes el presidente Luis Arce Catacora.

“No tenemos la menor duda que esa larga historia de lucha y resistencia de los pueblos de nuestra Patria Grande, volverá a ser protagonista en la defensa férrea de nuestras democracias. A las organizaciones sociales de Brasil, gracias por su apoyo y por esa lucidez revolucionaria”, escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Junto con el mensaje, el presidente publicó una nota de solidaridad, fechada el 4 de enero de este año, que le hizo llegar un grupo de profesionales, escritores, historiadores y dirigentes sociales de Brasil.

En ese escrito, firmado por más de una docena de personas y una quincena de organizaciones, se reafirma la “total solidaridad al pueblo y al Gobierno boliviano, ante la ola de acciones violentas de la extrema derecha, que criminalmente tratan de desestabilizar el país”.

Señalan que siguieron atentos los acontecimientos en Bolivia para procesar a los responsables del golpe de Estado de noviembre de 2019 que dejó más de una treintena de fallecidos y dos masacres en Senkata, El Alto, y Sacaba, Cochabamba.

En esa dirección hacen mención a la condena en contra de la autoproclamada expresidenta Jeanine Añez y la aprehensión del expresidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, hoy recluido en el penal de Chonchocoro del municipio de Viacha, del departamento de La Paz.

Señalan que luego del accionar de la justicia “la extrema derecha retomó la violencia contra el pueblo y el Gobierno boliviano” desde el 28 de diciembre de 2022 y hasta estos días.

Fruto de esas protestas, que exigen la liberación del procesado por terrorismo, unas 27 infraestructuras de entidades públicas fueron destruidas, saqueadas o incendiadas. Solo en el caso de las oficinas del Banco Unión y del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), que fueron destruidores, las pedidas superan los Bs 3 millones.

Además, en esas acciones violentas los movilizados se enfrentaron contra los agentes de seguridad de la policía.

“Ante esos hechos, reafirmamos nuestra solidaridad al Gobierno del presidente Luis Arce, al MAS, a los movimientos sociales y al pueblo bolivianos que sigue unido y organizado para enfrentar a la derecha fascista y fundamentalista”, afirman los signatarios.

Acusan a esos sectores extremistas de pretender destruir las conquistas sociales del pueblo con el objetivo de mantener los privilegios de los “más poderosos”.

“Toda nuestra solidaridad al pueblo boliviano. Fuerza Luis Arce. Prisión a los terroristas”, enfatizan en la nota.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: