Parlamentarios de extrema derecha fueron cercanos a Arturo Murillo y el régimen de facto de Áñez

Víctor González (español) y Luis Fernando Sánchez (chileno) diputados de extrema derecha llegaron al país y en puertas del Comando Departamental de Santa Cruz cuestionaron la detención de Fernando Camacho y opinaron sobre la situación interna del país, hecho que fue considerado como un acto de intromisión.

“El diputado de Chile, Luis Fernando Sánchez, y el diputado del Congreso de España, Víctor Guido Gonzales, han estado en el Comando de la Policía y han estado con el (sub)comandante, queremos aclarar que ambos diputados no representan a su gobierno y el prestar estas declaraciones a medios de comunicación es un claro acto de intromisión que es inaceptable”, afirmó el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

De acuerdo al Acta de Naciones Unidas, ningún país está autorizado a inmiscuirse en asuntos internos de otro país, por tanto, las declaraciones de estos diputados al no representar a su gobierno, serían declaraciones de carácter personal, señaló Blanco.

Adelantó que desde el Ministerio de Relaciones Exteriores se hará el reclamo formal, por la conducta de estos diputados, ante los gobiernos de Chile y España.

La autoridad recordó que el diputado español Víctor Gonzales llegó también al país durante el régimen de facto de Jeanine Áñez y estuvo “al lado de Arturo Murillo”.

“Se puede verificar que junto con Arturo Murillo estaban visitando a las personas que hacían vigilia en la Rinconada, no es la primera vez que está en el país haciendo ese tipo de intromisiones, (González) salía con Arturo Murillo en conferencias de prensa”, rememoró Blanco.

Aseveró que el afán de estos parlamentarios es de orden “político” porque la mayor parte de sus argumentos son “mentiras” porque no tienen sustento, por lo que se hará el reclamo respectivo.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: