El equipo de Lula acusa al Gobierno de Bolsonaro de haber “quebrado” Brasil

El equipo de transición del presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, denunció este martes una situación financiera “dramática” en áreas como salud y educación, y acusó al Gobierno de Jair Bolsonaro de haber “quebrado” el país.

“El Gobierno de Bolsonaro quebró el Estado brasileño. Estamos observando que hay servicios esenciales paralizados o corren el riesgo de verse totalmente comprometidos”, afirmó el exministro Aloizio Mercadante en una rueda de prensa en Brasilia.

Mercadante, coordinador de los grupos técnicos del Gobierno entrante de Lula, que asumirá el poder el 1 de enero, también criticó que la política externa de la actual administración transformó a Brasil en un “paria que debe 5.000 millones” de reales (unos 950 millones de dólares) a diversos organismos internacionales.

Igualmente, mencionó que los funcionarios brasileños llevan “siete años” sin que sus salarios sean reajustados.

El exministro advirtió, sin embargo, que no tendrán a su disposición recursos suficientes para “revertir todo” lo que están encontrando en los cajones del Ejecutivo saliente.

“Tenemos que establecer prioridades claras, garantizar los servicios esenciales y retomar la capacidad de inversión para volver a crecer de forma sostenible”, manifestó.

El actual ministro de Educación, Victor Godoy, reconoció al equipo de Lula que no tienen recursos para pagar este mes a los cerca de 14.000 médicos residentes y 100.000 estudiantes de posgraduación beneficiados con becas.

Según medios brasileños, el Gobierno de Bolsonaro, que perdió las elecciones del 30 de octubre por una diferencia de menos de dos puntos porcentuales con respecto a Lula, también teme no poder afrontar este mes algunos gastos obligatorios, como el pago de parte de las pensiones.

El ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, consultó recientemente al Tribunal de Cuentas si sería posible pedir un crédito extraordinario para cumplir con esos compromisos, de acuerdo con el diario Valor Económico.

“Tenemos una situación dramática en salud, en educación, en servicios esenciales… Nuestra prioridad es restablecer esos servicios y atender a la población”, insistió Mercadante.

En este contexto, señaló que el futuro Gobierno de Lula tendrá que hacer labores de “ingeniería” para resolver esos déficits presupuestarios “sin aumentar los gastos”.

En la misma línea, la líder ecologista Marina Silva, pieza clave en la campaña de Lula y posible futura ministra de Medioambiente, dijo este martes en un foro que el equipo de transición se ha encontrado con “tierra arrasada” en el área medioambiental.

“El presupuesto fue completamente sustraído, los equipos desmontados y las instituciones de vigilancia debilitadas”, denunció.

Vía: EFE

Temas que aparecen en esta nota: