Bartolinas acusan a Camacho y Calvo de la violencia en Santa Cruz y de gestar un nuevo golpe de Estado

La Federación de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa” responsabilizó al gobernador Fernando Camacho y al cívico Rómulo Calvo por la violencia y quema de la sede de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, y los acusó de gestar un nuevo golpe de Estado.

La secretaria ejecutiva de la organización, Flora Aguilar, informó que las organizaciones sociales en Bolivia están en estado de emergencia ante los últimos hechos de violencia y vandalismo en Santa Cruz.

Demandó al Gobierno y operadores de justicia actuar con celeridad y sancionar a los responsables por la quema de la Federación de Campesinos, ubicada en la avenida Irala del primer anillo.

“Camacho y Calvo son responsables de estos nuevos sucesos, ellos no buscan el censo, quieren atentar contra el Gobierno y buscar impunidad”, denunció en alusión al paro por el censo y la participación de ambos líderes en la crisis de 2019 que acabó con un golpe de Estado.

Sugirió al Gobierno dictar estado de excepción en Santa Cruz, para evitar más agresiones en contra del pueblo.

No descartó presentar acciones legales ante instancias nacionales e internacionales para hacer prevalecer el estado de derecho y los derechos humanos.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: