Asesinato del joven al que le extrajeron el corazón podría deberse a “pugnas por el control de puntos de bloqueo”

El asesinato de Jesús Eduardo S. G., de 28 años, a quien le extrajeron el corazón, y el ataque a Jhon Jairo M., de 19 años, en el punto de bloqueo de Barrio Latino, en Santa Cruz, podría deberse a una pugna por el control en puntos de bloqueo para realizar cobros.

“El caso se encuentra en investigación, lo que aparentemente ha ocurrido es que habría habido alguna rencilla a consecuencia de que hay dos grupos que querían tener el control de ese paso, porque muchos lugares de Santa Cruz, para circular, piden dinero y tienen que dar dinero, monedas y billetes”, informó el coronel Jorge Espejo, comandante de la Estación Policial Integral (EPI) 9, de la zona Los Lotes.

El jefe policial -en entrevista con Bolivia TV- explicó que la muerte del joven de 28 años aparentemente fue instantánea. Recalcó que el hecho está en investigación y pidió a posibles testigos aportar en la misma para dar con los autores del macabro hecho.

El nuevo hecho violento se suscitó esta madrugada, cuando un grupo de delincuentes atacó a dos jóvenes que realizaban una vigilia en el barrio Latino. La segunda víctima que sobrevivió a los ataques está en la unidad de terapia intensiva, luchando por su vida.

El Ministerio de Gobierno, mediante un comunicado, señaló que el hecho de violencia se podría atribuir a peleas de pandillas.

“Se procedió al levantamiento legal de un sujeto de 28 años de edad de nombre Jesús S. G. La causa de su muerte se estableció preliminarmente como traumatismo toráxico abierto (…), hasta el momento apuntan a que la muerte se debería a un enfrentamiento entre bloqueadores que serían parte de una pandilla”, se lee en parte del comunicado.

Desde la Fiscalía General del Estado informaron que este caso se investiga como un “crimen de odio” por la forma en la que se asesinó al joven y se dejó herido a otro.

“A través de nuestra Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida hemos desplegado todos los mecanismos de investigación y persecución para poder identificar a los autores de este hecho”, indicó el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe.

Reiteró que este tipo de hechos violentos son “totalmente reprochables” y por ello se activaron los mecanismos de persecución e investigación para identificar a los autores y para que respondan ante la justicia.

Quispe exhortó a las autoridades cruceñas a que busquen soluciones para que las medidas de presión se suspendan y se eviten más hechos delictivos.

“Está existiendo una subida de la comisión de ilícitos propiciado por el contexto que están realizando dentro del departamento de Santa Cruz, y eso debe acabar, y eso debe ser producto de análisis de la Policía Boliviana, de la Gobernación y de la Alcaldía que deben sentarse y, garantizar a través de sus funciones, la libertad y los derechos de las y los cruceños”, señaló.

BTV – ABI

Temas que aparecen en esta nota: