Alberto Fernández y Evo Morales participaron de la Feria del Libro en Santa Fe

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que “la adversidad se llama derecha”, dijo que “no está entre nosotros, está enfrente” y manifestó que “un día le pone una pistola en la cabeza a Cristina” y “otro día se la ponen al pueblo argentino”.

Al participar, junto al exmandatario de Bolivia, Evo Morales, de la 5° Feria del Libro Nacional y Popular, en la ciudad de Santa Fe, Fernández insistió en la necesidad de mantener “la unidad en la diversidad para enfrentar a la adversidad”, que “nos sigue amenazando todos los días”.

“Nosotros como América Latina debemos fortalecernos como región, llevar la justicia social que hoy no existe en América Latina, frente a una derecha que se unió en todos lados”, enfatizó el mandatario.

Y amplió: “Nosotros representamos a los desposeídos, a los descamisados de Evita”, y pidió seguir “creyendo en eso, unirnos para volverle a ganarle a la derecha”.

Asimismo, recordó que llegó “al gobierno con una deuda como nadie en América Latina”, sostuvo que “nunca hay que olvidarlo” y “siempre recordarlo para ponerlo en cabeza de quien cabe”.

“Tenemos la posibilidad de cambiar la estructura económica del continente, y a todos los productos primarios que producimos debemos agregarle valor”Alberto Fernández

En el inicio de su alocución, Fernández dijo que “esta es una semana especial” para él porque empezó “almorzando con ‘Lula’ libre y electo presidente” de Brasil y termina junto a Evo Morales.

El Presidente sostuvo que “se puede gobernar pensando en la gente”, en los “que más necesitan” y “ser cuidadosos con las cuentas públicas”.

Captura pantalla

“Tenemos la posibilidad de cambiar la estructura económica del continente, y a todos los productos primarios que producimos debemos agregarle valor”, consideró.

En esa línea, destacó que “tenemos un continente maravilloso, si el mundo necesita alimentos, litio, hidrógeno o gas como energía de transición los tenemos”, y remarcó que la Argentina es la segunda “reserva de gas no convencional”.

“A todos los productos primarios que producimos en América Latina tenemos que agregarle valor”, refirió, y reseñó que que la Argentina es “uno de los 10 países del mundo que hizo satélites” y “están orbitando sobre nosotros”.

Así, remarcó que “los satélites no van salir mas de Cabo Cañaveral, sino que van a salir de Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires”.

Por su parte, Morales destacó la idea de constituir Runasur, un foro alternativo a la Unión de Naciones Suramericanas impulsado por el propio expresidente de Bolivia.

Además, consideró que “lamentablemente la OEA (Organización de Estados Americanos) se convierte en enemigo de la integración” y remarcó que “es un digno orgullo retirarnos de la OEA, estamos llegando a ese punto”.

Además, consideró que con el triunfo de Luiz Inácio “Lula” da Silva en Brasil “se acabó el grupo de Lima”, ideado por (el expresidente estadounidense Donald) Trump para derrotar a Nicolás Maduro, y la revolución bolivariana de Venezuela ha triunfado”.

En el cierre, Morales agradeció a Fernández su intervención tras el golpe sufrido en noviembre de 2019 que puso en riesgo su integridad física, para que pudiera salir de su país y trasladarse primero a México, donde tuvo asilo hasta que a principios de 2020, y luego a la Argentina, para retornar a Bolivia el 8 de noviembre de ese año, cuando Luis Arce asumió la Presidencia.

Estuvieron presentes la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el diputado nacional y presidente del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez; y el interventor de la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, entre otros funcionarios.

Télam

Temas que aparecen en esta nota: