Dos semanas después del llamado del Gobierno, el Comité Interinstitucional pide “diálogo sin condiciones”

Dos semanas después del ofrecimiento del Gobierno nacional que llamó a entablar una mesa de diálogo sin condicionamientos, el Comité Interinstitucional de Santa Cruz recién pidió este lunes que se convoque a la misma “para evitar el derramamiento de sangre”.

El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Vicente Cuellar, que lidera junto al Gobernador Camacho y el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, el más violento paro y bloqueo en esa capital por la imposición del “Censo 2023, sí o sí”, demandó “diálogo sin condiciones” y de inmediato.

El 17 de octubre pasado, el vocero de la Presidencia, Jorge Richter, ya había declarado que el diálogo se podía instalar de manera inmediata. “Estamos dispuestos a abrir esta mesa de diálogo de forma inmediata, mañana mismo si fuese el caso, pero sin condicionamiento, sentarse y trabajar en función de los distintos cronogramas”, argumentó entonces en una entrevista con Cadena A, esperando que el Comité Interinstitucional considere de una vez la decisión gubernamental sobre el conflicto.

Esta oferta fue rechazada desde un inicio y en reiteradas oportunidades durante la escalada de violencia generada por los grupos de choque que buscan desestabilizar al gobierno del presidente Luis Arce.

La posición del gobierno fue planteada desde antes del Encuentro Nacional por el Censo con Consenso 2024: “diálogo sin condiciones”, menos con exigencias de la derogación del Decreto Supremo 4760 que señala como fecha del empadronamiento del Censo de Población y Vivienda 2024 hasta junio del mismo año.

Dicho encuentro fue desahuciado por el gobernador Camacho el 22 de octubre, sin respetar que los demás gobernadores, alcaldes municipales, rectores de las universidades públicas y las autonomías indígenas originario campesinas ya habían aceptado la formación de un Comité Técnico integrado por todos ellos, que analice y proponga fechas del censo.

Mientras el rector Cuellar ensayaba mostrar una posición de diálogo, la actuación de Camacho y del Comité Cívico, junto a su grupo de choque, la Unión Juvenil Cruceñista, confirmaba su vocación por la violencia contra el pueblo que se resiste a sucumbir ante el paro indefinido.

Si bien el rector reiteró a los medios su pedido de iniciar diálogo sin condicionamientos, no dejó de advertir que la violencia en escalada podría generar “derramamiento de sangre”.

En su contacto con los periodistas, no se refirió ni transmitió opinión alguna del gobernador Luis Camacho ni del presidente del Comité Cívico Rómulo Calvo.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: