Bloqueo dejará “sin una gota de combustible” a Santa Cruz y se prevé que agro paralizará campaña de siembra

Los grupos de choque de la Unión Juvenil Cruceñista y del Comité Cívico pro Santa Cruz sabotean las plantas de abastecimiento de diésel y gasolina, que en poco menos de dos días dejarán sin una gota de combustible a la capital y paralizará la campaña de la siembra.

El ministro de Hidrocarburos y Energías Franklin Molina sonó este domingo la alarma de un inminente desabastecimiento de combustibles en la ciudad y campos de producción agrícola en Santa Cruz.

Denunció que “grupos violentos” impiden desde la noche del viernes la entrada y salida de carros cisternas de las plantas de almacenamiento de Camiri, Chiquitanía y Villamontes.

Otro de los efectos colaterales que preocupa al ministro de Hidrocarburos es la paralización inmediata de la agroindustria, la campaña de siembra y, lo más preocupante, el atentado a la seguridad alimentaria.

Más, sin combustible para el transporte público, las importaciones y exportaciones terrestres comenzarán a parar por falta de diésel y gasolina.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) viene realizando esfuerzos por distribuir las reservas que quedan. Los tanques pronto quedarán vacíos, dijo.

El sabotaje al transporte de abastecimiento, es efecto del “paro indefinido” declarado por el gobernador Luis Fernando Santa Cruz y el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz Rómulo Calvo, y viene siendo ejecutado por su brazo operativo, la Unión Juvenil Cruceñista.

El ministro Molina explicó que Santa Cruz consumo el 37% de todo el combustible producido e importado por YPFB.

La autoridad explicó que las estaciones de distribución solían consumir un promedio de 2,7 millones de litros, pero desde los bloqueos en las entradas y salidas de las plantas de abastecimiento se duplicaron en las de cuatro millones de litros.

“En las provincias ya no tienen combustible”, declaró. “Al paso que vamos, en poco tiempo habrá desabasteciendo total”, advirtió.

YPFB y la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (ANAPO) sostuvieron una reunión a fin de enfrentar la emergencia provocada por los grupos violentos, pero mientras persistan en impedir el ingreso y salida de los carros cisternas, el problema se agudizará cada día.

Los unionistas y cívicos radicales dejaron su sello en el ataque sobre el puente internacional de Arroyo Concepción (Puerto Quijarro), con la muerte palos del trabajador Julio Pablo Taborga cuando intento mantener junto a sus vecinos expedito el paso en ese punto fronterizo.

Las plantas de abastecimiento de combustibles de Santa Cruz sufrieron similares ataques y bloqueos de parte de los radicales movilizados por el Comité Cívico pro Santa Cruz, durante la ejecución del golpe de Estado de 2019.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: