Rómulo Calvo pierde su derecho al trabajo por incumplir una disposición judicial

La Razón.- El juez Primo Flores amplió la detención domiciliaria de Rómulo Calvo, de 10 a 24 horas por día, por lo que el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz ya no podrá salir a trabajar.

Además de permanecer las 24 horas del día en su domicilio, una custodia policial verificará el cumplimiento de la medida.

A las 09.00 de este miércoles, Calvo llegó al Palacio de Justicia para asistir a la audiencia cautelar en la que se trató la revocatoria de su medida cautelar.

Decenas de personas acompañaron a Calvo y aseguraron que no permitirían una posible detención preventiva en el penal de Palmasola.

En inmediaciones del Palacio de Justicia se había congregado gran cantidad de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) que exigían su encarcelamiento por desobediencia.

Aproximadamente a las 09.20 se instaló la audiencia y a la conclusión se dispuso retirarle su derecho al trabajo.

Calvo es procesado por el delito de incumplimiento de deberes en la Caja Petrolera de Salud (CPS) y en febrero se dispuso su arresto domiciliario de lunes a domingo, de 21.00 a 07.00, arraigo, y presentación una vez por semana en el Palacio de Justicia.

“Ahora más que nunca tenemos que estar unidos, tenemos que demostrar que Bolivia pide censo para el 2023. Con mi detención no se va callar este pueblo hermoso”, dijo Calvo al abandonar el Palacio de Justicia.

Martín Camacho, abogado de Calvo, dijo que se ha vulnerado el derecho de su cliente al trabajo, a alimentar a su familia, privándole de su fuente laboral.

Incumplimiento

El pasado lunes Rómulo Calvo vulneró la orden judicial porque se trasladó a Cochabamba para participar en otro cabildo y arribó a la ciudad de Santa Cruz pasadas las 22.00, cuando su tiempo límite era de 21.00.

Calvo atribuyó su demora a un retraso “intencional” de la empresa aérea Boliviana de Aviación (BoA).