La conducta gonista del ministro Lima es prueba de la aplicación del Plan Negro

Los mensajes que borró este domingo de su cuenta en Twitter, Iván Lima, ministro de Justicia (y los difundimos aquí para conocimiento del pueblo boliviano) prueban que el gonismo se incrustó en el gobierno.

No se explica de otra manera que el señor Lima, que no es militante del MAS-IPSP, asuma una defensa política de Carlos De Mesa, exvicepresidente de Sánchez de Lozada, autor intelectual del golpe de Jeanine Áñez y cómplice de las masacres de octubre de 2003 y Senkata y Sacaba de 2019. 

Lima se desenmascaró y demuestra con sus palabras que dejó de ser ministro de Justicia para convertirse en abogado de los golpistas.

El instrumento político por la Soberanía de los Pueblos, mediante un comunicado, advierte que la embajada de EEUU y sus gobiernos y operadores políticos de derecha siempre buscaron la eliminación física del hermano Evo Morales.

El mensaje de Lima no solo confiesa sus vínculos y confabulación con opinadores y actores políticos del golpismo, demuestra que el Plan Negro pasó a la fase de Plan Siniestro para acabar con la vida de Evo Morales.

A partir de esta confesión pública hacemos responsable al ministro de Justicia y los integrantes de esta conspiración de cualquier atentado contra la vida e integridad del hermano Evo Morales.

Nos preguntamos si nuestro hermano presidente Luis Arce está informado o está de acuerdo con estos ataques que demuestran no solamente la defensa de Carlos Mesa desde el gobierno, sino una alianza con los golpistas desde el Ministerio de Justicia.

Ahora comprendemos por qué el ministro Lima se oponía a un juicio ordinario para Añez y sus cómplices y porque varios de los autores del golpe aún se encuentran libres de procesos.

Recordamos a nuestro pueblo que según propia confesión de Mesa en la página 286 de su libro “Presidencia Sitiada”, fue el expresidente del Senado Hormando Vaca Diez, quien promulgó la Ley de Hidrocarburos, mientras el sucesor de Sánchez de Lozada se encontraba en Japón. El señor Lima, debería consultar mejor a su defendido antes de asumir su defensa.

Asumir una posición a favor de Mesa es alinearse política e ideológicamente con el neoliberalismo que trató de impedir la Nacionalización de los hidrocarburos como mandato del pueblo.

Hoy sabemos que Mesa tiene un representante en el gobierno. Por eso no avanza el juicio en su contra.

Hoy confirmamos con precisión que el informe de la CIDH manipulado y direccionado contra el hermano Evo Morales fue filtrado por este ministro gonista.

Como organización política aceptamos las diferencias internas, pero en lo que no tenemos dudas es en identificar y enfrentar en todo momento a los enemigos del pueblo, Mesa es uno de ellos.

Iván Lima está al servicio de Mesa y eso es inadmisible para nuestra militancia.

Concluye la publicación el Movimiento Al Socialismo, comunicando al pueblo boliviano.

Temas que aparecen en esta nota: