Banco Mundial eleva a 4,1% la proyección de crecimiento para la economía boliviana en 2022

El Banco Mundial (BM), en su informe “Nuevos enfoques para cerrar la brecha fiscal”, mejoró la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) boliviano que pasó de 3,9% (dato de junio de este año) a 4,1% para el cierre de este 2022.

Esta proyección se acerca a la estimación realizada por el Gobierno boliviano en el Programa Fiscal Financiero (PFF) firmado en marzo de ese año entre el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia (BCB), que prevé un crecimiento de alrededor del 5,1% al cierre de 2022.

Además, proyectó una inflación en torno al 3,3% para fin de periodo. A agosto de este año ese indicador llegó al 1,62%.

De igual manera, el organismo internacional, elevó la proyección de crecimiento económico a Brasil de 1,5% a 2,5%, Chile de 1,7% a 1,8%, Colombia, de 5,4% a 7,1% y Uruguay, de 3,3% a 4,8%.

Mientras que a Argentina le bajó de 4,5% a 4,2%, Ecuador de 3,7% a 2,8%, Paraguay de 0,7% a -0,3%, y Perú de 3,1% a 2,7%.

El BM también mejoró la proyección de crecimiento de la economía regional y estimó que crecerá 3,0% en 2022, una tasa mayor a lo previsto en el anterior informe de 2,5%, esto debido al alza en los precios de las materias primas.

En su visita al país y en entrevista con Piedra papel y Tinta de La Razón, el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo, dijo que la mayor parte de las economías ya recuperaron los niveles de la prepandemia.

No obstante, dijo, la fuerte incertidumbre que recorre el mundo como resultado de la guerra en Ucrania, la subida de las tasas de interés en los países desarrollados y las persistentes presiones inflacionarias impactarán sobre las economías de la región.

Por lo que se prevén tasas de crecimiento bajas, de 1,6% y 2,3% en 2023 y 2024, respectivamente.

Respecto a la inflación, el organismo internacional considera que, si bien en la mayoría de los países se encuentra en los niveles de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), requiere de esfuerzos continuos para que esta descienda al nivel de los objetivos anteriores.

En su visita a Bolivia, Jaramillo, calificó de “fascinante” el control de la inflación en el país. A diferencia de otros países del mundo y de la región, donde se registra un aumento generalizado en los precios de los bienes, alimentos combustibles, añadió.

Consideró que coyunturalmente Bolivia tiene una de las inflaciones más bajas tras superar una inflación en la década de los años 80.

El Banco Mundial plantea en su informe que los países deben analizar cuidadosamente sus opciones de gasto público y de política tributaria para favorecer la equidad y evitar potenciales efectos adversos.

Esto incluye mejorar la eficiencia del gasto: en promedio, el 4,4% del PIB — o 17% del gasto público— porque se malgasta en transferencias mal dirigidas, deficiencias en las contrataciones públicas y políticas de recursos humanos ineficientes.

Fuente: La Razón

Temas que aparecen en esta nota: