Ministro de Justicia al Consejo de Derechos Humanos: Diego García-Sayán cometió imprecisiones en su informe final

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, denunció este martes que el Relator Especial para la Independencia de Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán, cometió imprecisiones en el informe final que presentó ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) del sistema de las Naciones Unidas (NNUU).

“Sobre este punto principal que nos señala, de la confianza entre todos actores políticos, en los últimos días se ha visto empañado con una serie de impresiones en las declaraciones del relator”, afirmó Lima en su intervención ante el Consejo, tras la exposición de García-Sayán en Ginebra, Suiza.

Manifestó que se observa “con profunda preocupación que muchos de los sectores puedan tergiversar, malinterpretar determinaciones y afirmaciones del relator que han tenido como fin buscar el permanente mejoramiento de la administración de la justicia del país”.

En el informe de García-Sayán, en el caso de Bolivia, se menciona la supuesta injerencia en la justicia e indica que jueces, vocales y magistrados están en situación de vulnerabilidad y expuestos a diferentes formas de injerencia o presión.

El relator se refirió también a que las detenciones preventivas deben ser excepcionales.

Sin embargo, reconoció el esfuerzo del Ejecutivo boliviano de “crear confianza para emprender la transformación de la justicia” y agradeció la “excelente gestión” para su visita al país.

Según el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Bolivia ha realizado acciones concretas en la transformación de la administración de la justicia y es labor del presidente Luis Arce lograr que el proceso esté acompañado del escrutinio internacional.

“Ya en concreto se han dado pasos tras la visita del Relator, tenemos ya designado un viceministro de Justicia Indígena y coincidimos en la necesidad de ajustar la Ley 073 y todo el trabajo que viene emprendiendo el Ministerio de Justicia para dar fortalecimiento necesario a esta modalidad de justicia en el país”, dijo el titular de Justicia.

Asimismo, mencionó que sucede “lo propio en el camino sobre la justicia de paz y reconciliación en el país”.

Sobre el reto de tener jueces de carrera hasta diciembre de este año, Lima destacó que el ministerio de Justicia trabaja junto a las Asociaciones de Magistrados y la Escuela Judicial para que hasta fin de año todos los administradores de justicia sean parte de la carrera judicial y no haya más jueces transitorios.

Una principal preocupación del Gobierno es el estado de las víctimas y habido un cambio drástico, como es el caso de los feminicidios, que de tener un 10% de litigios en casos violencia de género, feminicidios y violaciones se ha pasado a un 85% de juicios con sentencia, dijo Lima

“Las cifras en cuanto a protección y de éxito de litigios, de feminicidios han cambiado drásticamente, de no tener sentencias, acciones de parte del Ministerio Público con relación al delito de feminicidio y por instrucciones del presidente Arce y a partir de una comisión de seguimiento de feminicidios y violación han tenido un cambio fundamental”, sostuvo.

El ministro de Justicia anticipó también que esta semana el Gobierno de Bolivia presentará su informe ante las instancias que se han creado en las Naciones Unidas para mejorar los derechos humanos de la población.

El relator permaneció en Bolivia del 15 al 22 de febrero de este año.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: