Kathryn Ledebur: La población no debe olvidar que la RJC fue parte de las graves violaciones a los derechos humanos en 2019

La activista de Derechos Humanos y directora de la Red Andina de Información (RAI), Kathryn Ledebur, exhortó este martes a la población a no olvidar que el grupo irregular Resistencia Juvenil Cochala fue parte importante de las represiones y graves violaciones a los derechos humanos, en 2019. 

“Hay que acordarse que ellos eran aliados en la parte represiva de todo el grupo de golpistas, entonces han sido cómplices. Tenemos videos claros que la Unión Juvenil Cruceñista, que es otro grupo paraestatal, que tiene que ser desmantelado, trabajaba de la mano (con la Resistencia Cochala) en las represiones”, dijo Ledebur en una entrevista en Bolivia TV.

Sostuvo que “no hay un cuerpo internacional” que no haya destacado las acciones violentas de la RJC, calificándolas como graves violaciones a los derechos humanos, y pidiendo su desmantelamiento y castigo en la justicia. 

“La Resistencia Juvenil Cochala en coordinación con la Policía golpeaban, torturaban, hasta tenemos denuncias de violación. Quitaban los celulares y borraban toda la información, entonces era muy difícil documentar lo que estaba pasando”, afirmó.

Recordó que como activista de Derechos Humanos en Cochabamba en 2019 recibió varias llamadas telefónicas en las que le decían “Kathy me están golpeando” y se escuchaban los golpes y gritos.

“Posteriormente yo también recibí mensajes de los integrantes de la resistencia amenazándome, diciéndome que iban a ir a mi casa, salían en las redes mis fotos y las de mis hijos, y eso fue un tipo de hostigamiento que recibí como norteamericana, la cosa más mínima comparado con las amenazas que todavía recibe de manera constante la gente, porque no se ha desarticulado este grupo”, subrayó. 

Advirtió que la RJC todavía siembra miedo porque cuentan con el apoyo de sus aliados políticos como “Luis Fernando Camacho, el Comité Cívico de Santa Cruz, entre otros”, quienes salen en su defensa.

“Hay todo un esfuerzo de garantizar la impunidad y amedrentar, y corresponde al sistema de justicia procesar a los demás cómplices, investigar a los policías implicados que siguen trabajando con acceso a las investigaciones, amenazando; y lo mismo en las Fuerzas Armadas”, añadió Kathryn Ledebur.

En ese sentido afirmó que se debe garantizar que no se vuelva a repetir un golpe de Estado en Bolivia, por lo que insistió en que se debe desarticular los grupos paraestatales.

“Tenemos clara documentación que el comandante de la Séptima División del Ejército, en Cochabamba surtía de combustible de la entidad a los motoqueros, hay testimonios claros, sin embargo, este oficial sigue ascendiendo en las fuerzas militares”, afirmó.

Ahora el PUEBLO