Bolivia producirá los tres agrofertilizantes más demandados en el mundo

Con la urea y el cloruro de potasio, Bolivia produce a la fecha dos de los tres agrofertilizantes más demandados y utilizados en el mundo para la producción agrícola; el tercero es el NPK, que contiene nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), producto que será elaborado por el país a partir del 2023.

“El NPK es uno de los fertilizantes más completos que hay, y con ello tendremos una apertura de más mercados”, sostuvo el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Álvaro Arnéz.

De acuerdo con la autoridad, este proyecto demandará una inversión de más de Bs 33 millones y estará localizado en la zona industrial de Santibáñez, Cochabamba.

Dijo que la proyección es iniciar operaciones el primer trimestre del próximo año con una oferta comercial de 60.000 toneladas (t) año del fertilizante, de las cuales 20.000 t serán para fortalecer la soberanía alimentaria del país, y el resto para a la exportación.

“El NPK contiene nitrógeno que lo tenemos con la urea, potasio que lo tenemos con el cloruro de potasio y fósforo, que aún no lo hemos industrializado. A la fecha estamos exportando urea y cloruro de potasio, el siguiente año empezaremos a producir y exportar el NPK; con ello, tendremos los tres agrofertilizantes fundamentales en la cadena productiva alimentaria”, ponderó la autoridad en contacto con Bolivia Tv.

Sostuvo que, ante el contexto internacional vigente y la alta demanda de alimentos, Bolivia apunta a consolidarse como el principal proveedor de fertilizantes y productos en el mundo, que serán traducidos en mayores ingresos para el país con “soberanía alimentaria”.

Oportunidad ante la crisis

El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, enfatizó que “toda crisis, también puede significar una oportunidad”, esto ante el conflicto bélico desatado entre Rusia y Ucrania que ha gatillado el precio de los alimentos a nivel mundial, así como los precios del petróleo.

“Eso está afectando a los países que son dependientes de la importación de alimentos, pero también de fertilizantes. No hay que olvidar que Rusia es el principal exportador de urea en el mundo, pero también de otro tipo de fertilizantes (…). La buena noticia para Bolivia es que puede aprovechar este contexto para proveer de alimentos y fertilizantes al mundo”, dijo.

Según datos del INE, acotó Rodríguez, Bolivia tiene un perfil comercial fuertemente “superavitario” en el campo de los alimentos, es decir que es un país exportador nato de alimentos que no solamente satisface las necesidades internas, sino de países del exterior.

“Actualmente se percibe anualmente más 1.500 millones de dólares por la exportación de oleaginosas, y a sumado los otros alimentos se podría llegar a más de 2.000 millones de dólares”, resaltó el titular del IBCE.

Subrayó que debido al contexto internacional vigente, algo que está preocupando fuertemente en el mundo es el precio de la urea, en general de los agrofertilizantes, que se ha disparado de tal forma que amenaza a causar serios problemas a economías débiles y dependientes del producto.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: