Gobierno y pequeños productores planifican la siembra de maíz

El Gobierno convocó a medianos y pequeños productores de las organizaciones sociales, campesinas e interculturales de Santa Cruz para planificar la siembra de maíz en la campaña de verano 2022-2023 y garantizar la seguridad alimentaria en el país.

En conferencia de prensa, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, manifestó que “no se puede confiar (en los empresarios y productores). Cuando nos piden importación de transgénicos, cuando le echan la culpa a la sequía, simplemente demuestran que el empresariado no nos garantiza la seguridad alimentaria para el país”.

“Ya veíamos que se venía esto y por eso inmediatamente el Gobierno tuvo que reaccionar y se creó la empresa agropecuaria del Estado para cubrir los posibles déficits que pueda haber”, añadió.

Adelantó que se reunirá con medianos y pequeños productores de las organizaciones sociales, campesinas e interculturales de Santa Cruz y que posteriormente lo hará con la nueva Empresa Boliviana de Producción Agrícola para analizar y evaluar la cantidad de hectáreas que se sembrarán en dicha campaña.

Manifestó también que se reunirá con empresarios “comprometidos con la patria”, que quieren trabajar dignamente en el rubro del agro para planificar la producción de alimentos en el país.

“Con estas acciones se garantiza el abastecimiento de maíz, pero no tenemos que levantar la guardia ante el agio y especulación del grano, vamos a seguir con los controles para evitar el contrabando y el alza de costos”, dijo.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, el lunes en la noche, en una entrevista con Bolivia TV, advirtió que si el sector privado no tiene la capacidad de garantizar maíz para el mercado interno, el Estado lo hará como lo hizo en anteriores años mediante la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

La autoridad lanzó esa advertencia ante una supuesta crisis alimentaria denunciada por el sector privado sin tomar en cuenta las cosechas de mayo y junio.

“Por lo tanto es importante el papel del Estado para garantizar esa provisión de alimentos y lo dije el día de ayer, si el sector privado no tiene la capacidad de garantizar un suministro de producción para la demanda interna, para el consumo interno, pues lo va a hacer el Estado, como lo ha hecho en 2007 y 2008 con Emapa”, dijo.

“No caigamos en la mentira de decir que se ha perdido el 80% (de la producción) o que es imposible almacenar maíz, se está recurriendo a una serie de falacias y mentiras para decirle al pueblo boliviano que no hay el maíz suficiente, cuando Bolivia lo puede producir, entonces es la presencia del Estado la que puede ayudar a garantizar la estabilidad económica”, aseguró.

Las tierras orientales están bajo revisión

El Gobierno estableció que las mayores cantidades de tierra productiva se ubican en los llanos orientales y es en esa zona en la que se verificará si cumplen la función económica social, como lo establece la Constitución Política del Estado.

“Todos sabemos que las mayores cantidades de tierra productiva están en el oriente boliviano, pues ahí tenemos que trabajar en la verificación y si no lo hacen, serán revertidas en favor del Estado”, declaró el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Álvaro Mollinedo, a la Red Patria Nueva

“Tenemos que aplicar la Constitución”, remarcó en alusión al artículo 393 de la Carta Maga”.

Con Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: