Camacho posterga obras viales para pagar salarios de sus funcionarios

El tramo Buena Vista-Km 3 y la carretera Boyuibe-Charagua-El Espino son obras que no se ejecutan debido a que el gobernador Luis Fernando Camacho prioriza el pago de salarios a sus funcionarios, incumpliendo con las contrapartes de esos proyectos que también son financiadas por el Gobierno nacional.

El asambleísta del Movimiento Al Socialismo, Jhonny Zeballos lamentó el accionar de Camacho, a quien calificó de “sinvergüenza”, porque cuando la población le pide obras él asegura que el municipio no tiene fondos, pero paga salarios puntualmente a los más de siete mil funcionarios que reclutó para trabajar en la Gobernación de Santa Cruz.

“El Gobernador está demostrando que no le interesa el progreso de la región, porque está dejando paralizadas dos obras importantes como son las carreteras Buena Vista-Km 3 y Boyuibe-Charagua-El Espino, bajo el argumento de que no hay fondos en la Gobernación; eso es indignante”, criticó.

Aseguró que el gobierno departamental cruceño tiene los recursos para solventar la contraparte de ambas obras, pero que a Camacho simplemente “no le da la gana” hacer gestión por la región.

Ambas carreteras son ejecutadas con recursos del Ministerio de Obras Públicas, pero precisan de una contraparte que la Gobernación no quiere asumir.

Por su parte, Clemente Ramos,  asambleísta por el MAS,   corroboró esta situación e indicó que hay proyectos y programas en otros rubros, que están siendo perjudicados por la falta de capacidad de gestión del actual gobernador.

Ramos denunció que en realidad Camacho gasta alrededor del 70% del presupuesto de la gobernación en salarios y gasto corriente, para eventos, viajes y otros.

“Es evidente que Camacho engaña a los cruceños al afirmar que redujo gastos, pero en realidad hizo lo contrario y no hay obras”, cuestionó.

La gestión de Camacho en cifras

De acuerdo al informe final de rendición de cuentas 2021 de la gobernación cruceña, el año pasado se contaba con un presupuesto de Bs 2.443 millones, de los cuales se ejecutaron Bs 2.110 millones.

De todo su presupuesto, solo el 12 %, es decir 257 millones fueron destinados para obras y proyectos de la región.

Gran parte de este gasto fue inscrito y encaminado para su ejecución por la gestión del exgobernador, Rubén Costas.

Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: