En una entrevista con la agencia rusa de noticias TASS, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, ha afirmado este miércoles que su país se opondrá a todos los esfuerzos de Estados Unidos y del Occidente para frenar la operación militar rusa en Ucrania.

Riabkov también ha dejado claro que su país reprimirá enérgicamente todos los intentos de deñar las unidades rusas.

El funcionario ruso ha dicho además que su país considerará a los vehículos estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que transportan armas en Ucrania como “objetivos militares legítimos”.

“Advertimos que los vehículos de Estados Unidos y de la OTAN con armas que se mueven por el territorio ucraniano serán vistos por nosotros como objetivos militares legítimos”, ha subrayado.

Moscú inició su operación militar especial en Ucrania el pasado 24 de febrero en reacción a la conducta agresiva de Kiev en la región de Donbás y a petición de los líderes independentistas de la aludida zona ucraniana, además tras la negativa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a garantizar la seguridad de las fronteras rusas. El país euroasiático ha dejado claro repetidamente que su objetivo es la “desmilitarización” y la “desnazificación” de Kiev.

Mientras tanto, Estados Unidos y la OTAN han destinado cientos de millones de dólares al envío de armas a Ucrania. Moscú asevera que Occidente está poniendo en riesgo su propia seguridad al entregar ingentes suministros de armas a Ucrania, y advierte de que de esta forma los países occidentales están “echando leña al fuego” del conflicto, lo que “tendrá repercusiones trágicas”.

HispanTV

Temas que aparecen en esta nota: