The New York Times confirmó este miércoles la autenticidad de un video que se difundió este lunes en las redes sociales y muestra a militares ucranianos masacrando a los soldados rusos heridos.

Se indica que las imágenes, que fueron verificadas por el periódico estadounidense, “parecen mostrar a un grupo de soldados ucranianos matando a efectivos rusos capturados en las afueras de un pueblo al oeste de Kiev”. El medio señala que los hechos fueron documentados en torno al 30 de marzo a unos 11 kilómetros al suroeste de la ciudad de Bucha durante la retirada de las tropas rusas de la zona cercana a la capital de Ucrania.

En el video se puede ver como los militares ucranianos disparan dos veces contra un soldado ruso supuestamente herido que “aparentemente está vivo y aún respira”. Cuando ven que sigue vivo vuelven a dispararle y entonces el soldado deja de moverse. Junto a él, se observan los cuerpos de al menos otros tres soldados, supuestamente asesinados; uno de ellos tiene una evidente herida en la cabeza y las manos atadas a la espalda. Además, todos los fallecidos llevan uniforme de camuflaje, y tres de ellos tienen en los brazos las señales distintivas blancas que usan las tropas rusas, afirma The New York Times, agregando que parece que a algunos les han quitado las chaquetas, los zapatos o los cascos.

El periódico indica que las víctimas están tendidas en una carretera a pocos metros de un BMD-2, un vehículo de combate de infantería utilizado por las unidades aerotransportadas rusas. Más lejos, se pueden ver otros vehículos destruidos. “Estos ni siquiera son humanos”, dice un soldado ucraniano en el video mientras camina entre los vehículos destrozados, y añade que dos tenientes rusos habían sido hechos prisioneros, de acuerdo con el medio.

The New York Times explica que los soldados ucranianos son identificables por los parches con la bandera y las señales distintivas azules; también repiten varias veces “gloria a Ucrania”. “Su división no está clara, pero en el video de los asesinatos, uno de los hombres se refiere a algunos de ellos como ‘chicos de Belgravia’, probablemente refiriéndose a un complejo de apartamentos llamado Belgravia, situado a unos cientos de metros del incidente”, se agrega.

Los asesinatos fueron el resultado de una emboscada ucraniana, supuestamente llevada a cabo el 30 de marzo, apunta el periódico, citando al periodista independiente Oz Katerji, quien el 2 de abril escribió en Twitter que soldados ucranianos le dijeron que los rusos habían sido emboscados 48 horas antes, y publicó videos e imágenes de la columna destruida. El Ministerio de Defensa de Ucrania también tuiteó sobre la destrucción del convoy ruso, calificándolo de “trabajo preciso” de las fuerzas ucranianas.

RT

Temas que aparecen en esta nota: