Las tropas ucranianas hicieron explotar varias cisternas en la fábrica química Zariá, ubicada en el sur de la ciudad de Rubézhnoe, donde continúan los combates entre las fuerzas ucranianas y las tropas de la República Popular de Lugansk (RPL), declaró este martes el teniente coronel de la república, Andréi Marochko.

Según anunció el militar a la agencia estatal LIC, “los batallones nacionalistas ucranianos volaron las cisternas […] durante la retirada”. “Supuestamente se trataba de ácido nítrico”, precisó Marochko.

Minutos antes, LIC divulgó la imagen de una columna de humo naranja, presuntamente fruto de la explosión.

Por su parte, el gobernador ucraniano de la provincia de Lugansk, Serguéi Gaidái, confirmó en su cuenta de Facebook la explosión, afirmando que se trataba de una cisterna que fue volada por las tropas de la RPL. Asimismo, publicó dos fotografías de la columna de humo.

El ácido nítrico es una sustancia tóxica. Puede irritar las vías respiratorias y causar síntomas de bronquitis, así como afectar los ojos, causando conjuntivitis e incluso ceguera. Para mitigar sus efectos, Gaidái pidió a los ciudadanos usar mascarillas empapadas en soda, así como cerrar las puertas y ventanas.

De acuerdo al portal Windy, actualmente en Rubézhoe el viento se mueve en dirección nordeste, a una velocidad cercana a los 20 km/h. Se espera que la nube tóxica alcance el pueblo de Kudriashovka durante este martes.

RT

Temas que aparecen en esta nota: