“Las sanciones […] están destinadas a derrocar al régimen de [el presidente ruso, Vladimir] Putin por disturbios internos, y eso es la idea que creamos”, manifestó el diplomático griego, Miltiadis Varvitsiotis, para luego apostillar que el Occidente busca provocar “malestar” entre el pueblo ruso.

Durante una entrevista con el diario estadounidense The Hill publicada el martes, el ministro suplente de Asuntos Exteriores de Grecia alabó al presidente de EE.UU., Joe Biden, por haber coordinado a los líderes occidentales para imponer embargos contra Moscú en respuesta a la operación militar rusa en Ucrania.

Hablando sobre la negativa de Turquía a las sanciones antirrusas, el diplomático heleno puso énfasis en que tal postura socavaría “los esfuerzos mundiales” para castigar a Putin, agregando que sin participación de Ankara en este “régimen de sanciones”, Rusia no se sentirá presionada.

¿Por qué Occidente presiona a Rusia?

Después de que Rusia lanzara el 24 de febrero una operación militar con la intención de “desmilitarizar” y “desnazificar” a Ucrania, Washington, la Unión Europea (UE) y otros Estados y organizaciones occidentales han impuesto varias rondas de sanciones contra los funcionarios rusos, el propio Putin incluido; medidas consideradas por Rusia como “una declaración de guerra”.

Por otro lado, Turquía, un miembro en rebeldía de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ha dejado claro que no se unirá a las sanciones de estos países occidentales contra Moscú, ya que, según Ankara, los embargos no resolverán la tensión.

HISPANTV

Temas que aparecen en esta nota: