El armamento enviado por aliados de la OTAN a Ucrania será de manera inminente “blanco legítimo” de los sistemas antiaéreos de Rusia, alerta un experto militar.

En cuanto los S-300 hayan cruzado desde un país de la OTAN a Ucrania, la misión de la Fuerza Aeroespacial de Rusia será destruir enseguida esos sistemas de defensa antiaérea. Serán un blanco militar legítimo al que la aviación rusa responderá de inmediato”, ha anunciado el experto militar ruso Ígor Korótchenko, en una entrevista publicada por la agencia de noticias Ria Novosti.

En este marco, ha hecho hincapié en que la destrucción de los convoyes extranjeros con material bélico en suelo ucraniano por parte de Rusia no provocará un enfrentamiento directo con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Las declaraciones del experto ruso han llegado en reacción al aviso del ministro de Defensa de Eslovaquia, Jaroslav Nad, quien expresó el 17 de marzo su disposición para enviar sistemas antiaéreos de fabricación rusa S-300 a Ucrania.

El 17 de marzo, EE.UU. y la OTAN equiparon a Ucrania con un nuevo paquete de equipos militares, entre ellos sistemas de defensa aérea capaces de interceptar misiles de crucero. Es más, estos escudos defensivos tienen un alcance más corto que los sistemas S-300, pero tienen un alcance mayor que los misiles antiaéreos Stinger que habían proporcionado anteriormente a Ucrania.

Por su parte, Moscú asevera que Occidente está “poniendo en riesgo su propia seguridad”, al entregar ingentes suministros de armas a Ucrania, advirtiendo de que ese suministro de armas supone “echar leña al fuego” del conflicto y “tendrá repercusiones trágicas”.

HispanTV

Temas que aparecen en esta nota: