Padres de familia no permitirán perjuicio en el retorno a clases presenciales

La presidenta de la Junta Nacional de Padres de Familia, Florencia Irahola, afirmó que no tolerarán los perjuicios que provocarán las medidas de presión que tomen los maestros del Magisterio Urbano esta semana.

La representante expresó la preocupación del sector de padres por las medidas de presión que acatará el magisterio este miércoles y viernes, debido a las consecuencias y el perjuicio que representa para los estudiantes, en el marco del retorno a las clases presenciales.

Irahola recordó que mientras los padres y maestros rurales realizaban protestas y acataron una huelga de hambre en la gestión 2020 para que el Gobierno pueda concederles ítems, porque ese año clausuraron el año escolar,  los profesores urbanos no dijeron nada.

“Para nosotros, retroceder es molesto y verlos a ellos movilizados (…) El sector del magisterio ha sido el más beneficiado porque trabajaba desde casa y, sobre todo, el urbano, aun así ellos no han tomado en cuenta que en la gestión 2020 no se les ha  perjudicado su sueldo, el 2021 ha sido un trabajo a medias, pero hemos tenido bastantes deficiencias y se les ha mantenido el sueldo a pesar de no cumplir su carga horaria”, expresó la representante del sector.

Cuestionó que los profesores demanden nuevos ítems cuando no lo hicieron en 2020 y en 2021 manifestaron su conformidad con la creación de 1.500 ítems, además del otro pedido de no ajustar el reordenamiento porque, según ellos, ya tienen otro tipo de actividades que cumplir, cuando es de conocimiento público que no se puede pasar clases con un puñado de estudiantes cuando otros maestros pasan clases con 40 o 50 alumnos.

ABI