La Asociación de la industria de alimentos proteicos y aceites vegetales de la Unión Europea (FEDIOL, por sus siglas en inglés) ha alertado de que Europa podría quedarse sin aceite de girasol debido a la situación en Ucrania.

De acuerdo con los miembros del organismo, la actual crisis en el país eslavo podría tener importantes consecuencias en el suministro de semillas de aceite de girasol, ya que Europa dejaría de recibir aproximadamente 200.000 toneladas mensuales de dicha materia prima.

«Una evaluación rápida mostró que la reducción sustancial de la disponibilidad del aceite de girasol se sentirá rápidamente», declaró la FEDIOL en un comunicado. «Se estima que las existencias disponibles en la UE duren entre 4 y 6 semanas», añade el texto, advirtiendo que es probable que se produzca un déficit de dicho producto y de ciertas alternativas del mismo que se notará a nivel del consumidor.

Escasez de suministro

Imagen ilustrativa

La ONU advierte que el conflicto entre Rusia y Ucrania podría desencadenar una crisis alimentaria a nivel mundial

La asociación detalla que las refinerías de aceites vegetales de la Unión Europea cada año obtienen de Ucrania entre el 35 y 45 % de todo el aceite de girasol que se consume en los países que conforman el bloque comunitario.

Asimismo, subraya que, dado que Ucrania es el mayor exportador de aceite de semilla de girasol, a corto plazo podría ser imposible cubrir dichos volúmenes de importación por parte de la UE, ya que otros actores del mercado mundial se enfrentan a una escasez de suministro similar.

Por ello, la FEDIOL asegura que sus miembros ya están haciendo todo lo posible para mitigar el impacto adverso que esta situación podría tener en el sector alimentario europeo. Por ejemplo, han empezado a redirigir al mercado alimenticio el limitado volumen de aceite de girasol destinado a biodiésel.

«No existe una solución inmediata»

Los precios mundiales de los alimentos básicos alcanzan su cifra récord en febrero

Los precios mundiales de los alimentos básicos alcanzan su cifra récord en febrero

«No existe una solución inmediata a esta disrupción en el aceite de semilla de girasol y, obviamente, no está claro si el comercio podrá reanudarse ni cómo», continúa el comunicado. «Dependiendo del mercado, pueden entrar en juego hasta cierto punto los aceites vegetales alternativos, como el aceite de colza, el aceita de soja y los aceites tropicales», concluye.

La UE consume alrededor de 435.000 toneladas de aceite de girasol refinado al mes. Estas provienen de la producción nacional de semillas, especialmente en el sur y en el centro de Europa, y en la importación de aceite de girasol crudo, principalmente de Ucrania.

El pasado 24 de febrero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció «una operación militar especial para defender el Donbass». En un mensaje especial a la ciudadanía, el mandatario detalló que el objetivo del operativo es «proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años», así como «desmilitarizar y desnazificar Ucrania».

Temas que aparecen en esta nota: