La medida comenzó en Europa. Cuando el conflicto entre Rusia y Ucrania comenzó a escalar, Google anunció que ya no se podrían ver canales de Youtube de medios asociados al gobierno ruso. Desde este viernes, el bloqueo aplica en todo el mundo, incluido Bolivia.

“Nuestras Pautas de la comunidad prohíben el contenido que niega, minimiza o trivializa eventos violentos bien documentados, y eliminamos el contenido sobre la invasión de Rusia en Ucrania que viola esta política” y por eso, “con efecto inmediato, también estamos bloqueando los canales de YouTube asociados con los medios financiados por el estado ruso, a nivel mundial”, informaron desde la cuenta de Twitter de la plataforma.

Según el comunicado, Google ya ha eliminado más de 1.000 canales y 15.000 videos por no cumplir con la política de incitación al odio ni con la de información errónea.

Otras de las medidas que tomaron fue bloquear los anuncios de Youtube en Rusia. “Ahora hemos extendido esto a todas las formas de monetizar en nuestra plataforma en Rusia”, añaden.

Tanto RT como Sputnik se hicieron eco de la noticia y están informando en redes sociales que siguen disponibles en la plataforma Odysee, también de origen estadounidense, como los productos de Google.

Temas que aparecen en esta nota: