La agencia rusa de noticias Sputnik, citando a fuentes familiarizadas con el asunto, informó el martes que altos líderes del grupo terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) —liderada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham)— mantuvieron la semana pasada reuniones con altos cargos del Partido Islámico de Turkestán (PIT), Ansar Al-Tawhid y Hurras Al-Din, todos grupos asociados al grupo terrorista Al-Qaeda, y acordaron permitir que varios de sus combatientes ingresen a Ucrania a través de suelo turco.

El número de combatientes extranjeros que han salido de Idlib y sus pueblos rumbo a Ucrania llega a más de 150 con ciudadanía de Bélgica, Francia, Marruecos, Túnez, Chechenia y el Reino Unido, y otros 300 son locales sirios de Idlib y Alepo.

Se ha ofrecido una recompensa de entre 1200 y 1500 dólares para los combatientes sirios, pero no se sabe cuánto se les pagarían a los ciudadanos extranjeros. También, Hayat Tahrir Al-Sham les ha asegurado a que sus familias podrían unirse a ellos más tarde.

Conforme a las fuentes, el traslado de estos extremistas desde Siria a Ucrania comenzó el pasado jueves, y estos combatientes llegaron en tres grupos primero a la aldea siria de Kherbet Eljoz, cerca de la frontera con Turquía, y luego al territorio turco y de allí a Ucrania.

Los informantes también han indicado que estos combatientes llegaron a Ucrania el domingo por la noche y desde entonces se desconoce su destino final en Ucrania.

Desde el pasado 24 de febrero, Rusia ha lanzado una operación militar en Ucrania, según indican las autoridades ucranias, para defender a los civiles de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ambas ubicadas en la región de Donbás (este de Ucrania), quienes se enfrentaban a un “genocidio” por parte de Kiev, que había acumulado fuerzas y equipos militares en esa zona, respaldado por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Entretanto, varios informes han revelado el traslado de los grupos terroristas al territorio ucraniano para luchar contra el Ejército de Rusia. En este contexto, un reporte publicado por el portal sirio Al-Bas Media evidenció que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. coopera estrechamente con Turquía en el traslado de un número significativo de los terroristas del Frente Al-Nusra a Ucrania para luchar contra Rusia.

Por su parte, el canciller de Ucrania, Dimitro Kuleba, también anunció el lunes que casi 20 000 extranjeros, la mayoría europeos, llegarían a Ucrania para unirse a la lucha contra las tropas rusas.

HispanTV

Temas que aparecen en esta nota: