El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, denuncia ante los medios internacionales que Occidente se juega en Ucrania el nuevo orden mundial.

Se trata del orden mundial y no es casual que Occidente hace todo para eludir reaccionar a nuestras propuestas bien acertadas, transparentes y basadas en los acuerdos existentes sobre la arquitectura de seguridad en Europa. El concepto clave, aprobado a niveles más altos, es como sigue: si cada país tiene derecho a elegir alianzas, pero ningún país puede garantizar su seguridad a expensas de la seguridad de cualquier otro país”, ha aclarado este jueves Lavrov, durante una conferencia de prensa en línea.

Asimismo, respecto a la operación especial militar de Rusia en Ucrania, ha explicado que las tropas rusas intentan desmilitarizar y desnazificar a Ucrania y también poner fin a todo tipo de la violación y apoyar a los ucranianos para determinar su destino.

En otra parte de sus declaraciones, ha declarado que el Occidente y la la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no tienen derecho de decidir sobre lo que necesita Rusia para su seguridad, porque ellos siempre intentan imponer su visión de cómo se debe vivir en Europa u otros Estados.

Las declaraciones del alto responsable ruso se producen una semana después de que el Ejército de Rusia iniciara “una operación militar especial” en Ucrania tras reconocer las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, cuyas autoridades habían solicitado a Rusia ayuda frente al Ejército ucraniano.

Rusia está preocupada por la expansión de la OTAN hacia el este de Europa y alerta que las potencias occidentales están utilizando a Ucrania para invadir el territorio ruso, por lo que asegura que la acción militar en el país vecino es el único camino que queda para evitar una guerra a gran escala en Europa.

HispanTV

Temas que aparecen en esta nota: