Luis Almagro tuvo que reconocer las masacres en Bolivia a partir del golpe de Estado de 2019

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) su informe sobre las vulneraciones de derechos humanos cometidas en Bolivia antes y después del golpe de Estado contra Evo Morales. Desde el Gobierno de Luis Arce aseguraron a Sputnik que este “es el comienzo” del camino hacia la justicia para las —al menos— 37 personas asesinadas por el régimen golpista.

El embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce Zaconeta, contó que en la reunión se observó un cambio de actitud en Luis Almagro, secretario general de este organismo, quien desde un primer momento había negado que en Bolivia se hubiera cometido un golpe de Estado contra Morales (2006-2019).No obstante, Arce sostuvo que Almagro tiene responsabilidad en lo ocurrido en 2019, ya que su modo de actuar y hablar públicamente habría avalado las graves vulneraciones de derechos denunciadas.

“Esa posición absurda e incoherente que defendía el secretario Almagro ha quedado prácticamente superada. Hoy ha tenido que apegarse a un homenaje a las víctimas que, de alguna manera, él ha ayudado a que sean víctimas”, dijo el embajador boliviano a Sputnik.”

Recordemos que el génesis, el epicentro de lo que se vivió en Bolivia está justamente en un informe de la OEA que publicaron en la madrugada del 10 de noviembre de 2019″, la misma fecha del golpe.

Ese documento, avalado por Almagro, decía que en las elecciones del 20 de octubre de ese año hubo un fraude electoral dirigido a mantener a Morales en el poder por cinco años más, hasta 2025.

Finalmente, el Gobierno de facto de Jeanine Áñez (2019-2020) anuló esos comicios, que daban por ganador en primera vuelta al entonces presidente.

Temas que aparecen en esta nota: