Once derechos fundamentales fueron vulnerados en los hechos de violencia de 2019

Durante el régimen de Jeanine Áñez, 11 derechos fundamentales fueron vulnerados en 2019. Así lo confirmó el informe elaborado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia).

“La información recabada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) durante su mandato permite concluir que se produjeron graves violaciones de los derechos humanos atribuibles a agentes estatales, durante el periodo comprendido entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019”, se lee en el documento del equipo internacional.

El informe indica que se vulneraron el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a la libertad y seguridad personal, el derecho a la honra, dignidad y vida privada; las garantías judiciales y debido proceso; la libertad de expresión, derecho de reunión y libertad de asociación; el derecho a la no discriminación, el derecho de toda mujer a una vida libre de violencia; el derecho a la salud; el derecho a la propiedad y derecho al trabajo.

“En distintas localidades, el GIEI documentó, además, actos de violencia cometidos tanto por particulares en enfrentamientos entre personas afines a distintos movimientos políticos como por autores desconocidos”, añade el documento.

El informe es el resultado de más de 100.000 fojas de expedientes investigativos, judiciales y periciales que han sido objeto de revisión y más 360 entrevistas individuales.

El GIEI – Bolivia  mantuvo reuniones con sindicatos, asociaciones de víctimas, organizaciones de la sociedad civil, representantes de la prensa, entre otros.

De los derechos vulnerados a los que hace referencia el documento, el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a la libertad personal, el derecho a la honra y de la dignidad, el derecho de reunión, el derecho a libertad de pensamiento y expresión, el derecho a la propiedad y el derecho a las garantías judiciales son parte de la Convención Americana de Derechos Humanos de 1969.

La información recabada por el GIEI-Bolivia durante su mandato permite concluir en su informe que se produjeron graves violaciones de los derechos humanos atribuibles a agentes estatales, durante el periodo comprendido entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019. Así se estableció que ocurrieron masacres en la zona de Senkata en la ciudad de El Alto y en la zona de Huayllani en el municipio de Sacaba.

ABI

Temas que aparecen en esta nota: