Juicio oral establecerá el rol de Añez y sus socios en el golpe de Estado de 2019

El juicio oral al que se enfrenta la exsenadora por el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) Jeanine Añez permitirá establecer el rol que asumieron ella y sus aliados en la ruptura del orden constitucional, el golpe de Estado y la instauración de un régimen de facto en noviembre de 2019.

El exrepresentante del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos en Bolivia Denis Racicot calificó como histórica la apertura del juicio contra la opositora Añez porque la investigación permitirá establecer responsabilidad intelectual y material por la violación de la normativa vigente y de los derechos humanos en noviembre de 2019.

“Debe quedar claro la importancia histórica del inicio de un juicio oral para esclarecer el papel de la exsenadora Jeanine Añez y todos los socios que realizaron ese golpe de Estado violento y la violación de todos los derechos humanos de 2019”, sostuvo en el programa Con aire fresco, de la Red Patria Nueva-Illimani.

REUNIÓN
Por convocatoria de los jerarcas de la Iglesia Católica, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa; de Acción Democrática Nacionalista (ADN), Jorge Tuto Quiroga; de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, el representante del Comité Cívico pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de la Unión Europea (UN) y de la Embajada de Brasil se reunieron entre el 9 y 12 de noviembre en la Universidad Católica Boliviana (UCB) y en la Asamblea Legislativa para definir quién debería ser el presidente después de la renuncia de Evo Morales, sin el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Así lo confirmaron la exministra de Desarrollo Productivo Teresa Morales, la expresidenta de la Cámara de Senadores por el MAS Adriana Salvatierra y un informe de la propia Comisión Episcopal de Bolivia.

INFORMES
En ese contexto, Racicot insistió en que la investigación se realizará sobre la base de los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entregados en diciembre de 2019 y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en 2020.

VERDAD
Aseguró que el inicio de ese proceso, en el marco de la búsqueda de la verdad, memoria y justicia, permitirá a las víctimas de las violaciones masivas de los derechos humanos del golpe de Estado de 2019 conocer a fondo la verdad de los hechos, a los autores materiales e intelectuales de los graves crímenes de lesa humanidad que ocurrieron con las masacres de Sacaba y de Senkata.

“Es fundamental que 38 personas que fueron asesinadas fríamente; sin ejecuciones sumarias, e incluso recientemente el Comité contra la Tortura se pronunció en este sentido, entonces las 38 familias de las víctimas tienen derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación; por lo tanto, está claro que hubo más de 800 personas heridas por armas de fuego y más de 1.500 personas detenidas de forma arbitraria e ilegal por el hecho de tener alguna relación con el MAS”, señaló.

“Se dio una persecución política indiscriminada —prosiguió— con blancos específicos a personalidades para impedir una sucesión constitucional después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia por presión de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana”, precisó.

Finalmente, Racicot adelantó que se trata de un megajuicio por la participación de más de dos docenas de abogados, por lo que ocupará su espacio público a través de los medios de comunicación que transmitirá su efecto en la sociedad, en las organizaciones sociales, de los que fueron víctimas del golpe de Estado y de sus familias.

Vía: Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: