El régimen de Áñez cuestionó en 2020 el rol de García-Sayán como relator y pidió su renuncia

El régimen de la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, cuestionó en 2020 el rol del relator especial para la Independencia de Jueces y Abogados de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego García-Sayán, e incluso pidió su renuncia.

El 6 de febrero de 2020, García-Sayán generó malestar en el gobierno de Áñez luego de publicar un mensaje en su cuenta en Twitter criticando el rol de la justicia boliviana.

En aquella oportunidad, el relator aseguró: “Me preocupa el uso de las instituciones judiciales y fiscales con fines de persecución política. Crece el número de detenciones ilegales. Hoy, fue el turno del exministro Gustavo Torrico. Llamo al respeto a la independencia de las instituciones y al debido proceso (sic)”.

La opinión provocó esa vez que el régimen difundiera, mediante Cancillería, un comunicado descalificando al abogado y relator de la Organización de las Naciones Unidas.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su profunda molestia por las declaraciones públicas del Relator Especial de las Naciones Unidas, Diego García-Sayán, donde alega falsamente el uso de las instituciones judiciales y fiscales en Bolivia con fines políticos”, se lee en ese comunicado difundido el 08 de febrero de 2020.

El documento pone en cuestión las “credenciales morales” y la autoridad del relator para observar la independencia de la justicia en el Estado Plurinacional de Bolivia.

“García-Sayán debe renunciar a su cargo de Relator por dignidad, pues acaba de destruir el poco prestigio que le quedaba (sic)”, se lee en otra parte del documento.

El reproche del Gobierno de facto no sólo se limitó al pronunciamiento de Cancillería, sino que el entonces ministro de Gobierno, Arturo Murillo, hizo críticas contra el abogado peruano.

“A personajes como García-Sayán habría que preguntarles ¿Dónde estuvieron durante los últimos 14 años que duró el gobierno del MAS?”, publicó en su cuenta en Twitter el 8 de febrero de 2020.

A dos años de los hechos, el relator especial se encuentra en Bolivia. Su labor se centra en abordar cuestiones relacionadas con la estructura, organización e independencia de la justicia.

El relator especial para la Independencia de Jueces y Abogados de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego García-Sayán, es un abogado y político de nacionalidad peruana y tiene 71 años de edad.

Antes de ser elegido como relator, fue Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos durante dos mandatos consecutivos (2009-2013) y anteriormente su vicepresidente (2008-2009). Tiene una amplia experiencia trabajando para organizaciones multilaterales como la ONU y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Diego García-Sayán es un abogado y político de nacionalidad peruana y tiene 71 años de edad.

Antes de ser elegido como relator, fue Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos durante dos mandatos consecutivos (2009-2013) y anteriormente su vicepresidente (2008-2009).

Tiene una amplia experiencia trabajando para organizaciones multilaterales como la ONU y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

ABI

Temas que aparecen en esta nota: