Estiman que la renta petrolera pasará los $us 2 mil millones el 2022

Para 2022, Bolivia tendrá una renta petrolera superior a $us 2.000 millones no sólo por el pozo Margarita 10 y sus cuantiosas reservas de gas anunciadas ayer, sino gracias al trabajo de largo aliento en planificación e inversión en el área hidrocarburífera.

“Para este año estimamos que la renta petrolera sobrepasará los $us 2.000 millones, además podemos anunciar que tres pozos ingresarán en producción plena y hasta febrero o marzo se probarán otros dos pozos exploratorios”, sostuvo el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, ayer en entrevista con Bolivia TV.

El pozo Margarita 10 será el mayor productor de gas natural del Estado Plurinacional de Bolivia, puntualizó la autoridad.

“El pozo Margarita 10 se constituirá en el de mayor producción de gas a nivel nacional, lo cual se reflejará en mayores ingresos para el país, calculamos que estarán en el orden de $us 1.500 millones (en varios años). Pero esto no es todo, el plan de exploración cuenta con más de 20 proyectos, de los cuáles consideramos que de dos de cada 10 que perforemos serán exitosos y contribuirán a los que ya están en producción”, enfatizó a tiempo de desmentir categóricamente las versiones de analistas y opositores en el sentido de que Bolivia se queda sin gas y corren peligro no sólo la exportación sino incluso el abastecimiento interno.

El presidente Luis Arce anunció el sábado que se descubrió una gran reserva de gas en el campo Margarita Huacaya, ubicado en Tarija y Chuquisaca, cuya explotación permitirá unos ingresos de alrededor de $us 260 millones al año, gracias a las elevadas reservas de gas que están en el orden de 300 a 350 billones de pies cúbicos.

La perforación en el campo Margarita arrojó resultados positivos con un volumen de 3 millones de metros cúbicos por día. La producción generará ingresos al Estado y una sólida renta petrolera que fortalecerá las posibilidades de inversión principalmente en áreas como salud, educación y reactivación económica.

El presidente de YPFB aseguró que el pozo permitirá, además, la ampliación de las redes de gas en los hogares bolivianos y garantizará el combustible en el transporte, entre otros.

Recalcó que no hay riesgo de desabastecimiento de gas y que se respetarán los contratos de venta a Brasil y Argentina.

Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: