Niegan libertad a militar imputado por la masacre de Huayllani

En una audiencia que se realizó este jueves en el juzgado de Sacaba, se negó la demanda de cesación de detención preventiva, interpuesta por Isrrael Frans Linyan Vargas Gonzales, imputado por la masacre de Huyllani.

Desde el pasado 2 de septiembre del 2021 el capitán de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Isrrael Frans Linyan Vargas, se halla recluido en el penal de El Abra.

La secretaria general de la Federación Centrales Unidas, María Javier, encargada de dar seguimiento al caso, informó que el proceso penal que se sigue a exmilitares y policías, continúa de manera lenta.

Pidió a las autoridades mayor celeridad, para que se pueda llegar a una sentencia condenatoria, ya que eso es lo que demandan los familiares de las víctimas fatales, de los heridos y detenidos injustamente.

Recordó que en noviembre del 2019, en la localidad de Huyallani- Sacaba, se registró la muerte de 12 personas por impactos de bala, 125 personas quedaron heridas y casi 300 cocaleros fueron aprehendidos.

“No se quiere venganza, lo que se pide es justicia”, remarcó María Javier.

Sobre el resarcimiento integral que sugirió el Grupo Internacional de Expertos Investigadores de la ONU (GIEI), indicó que el Gobierno de Luis Arce, poco a poco, está cumpliendo el resarcimiento a las víctimas de la masacre.

PROCESADOS

Por el caso, Franz Vargas, se halla con detención preventiva, estuvo a cargo del Grupo de Artillería y Defensa Antiaérea (GADA) 92.

El general Alfredo Cuéllar, excomandante del Comando Estratégico Operacional Central (CEO) y el excomandante de la Policía de Cochabamba Jaime Zurita, tiene detención domiciliaria.

En tanto, el excomandante general de la Policía Rodolfo Montero se defiende en libertad. 

Asimismo, los exministros Arturo Murillo, Luis Fernando López, y el excomandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana fueron declarados rebeldes.