Exigencia del certificado de vacuna contra la COVID-19 genera colas en hospitales y bancos

La exigencia del certificado de vacuna contra la Covid -19 genera alta demanda de vacunas en centros de salud y colas en entidades bancarias donde se exigía el documento

El responsable de vacunas del hospital San Francisco de Asís del municipio de Villa Tunari, Nelson Burgulla Ríos, informó que vacunas contra la Covid -19 se agotaron por la alta demanda y se está a la espera del arribo de más inmunológicos.

“La demanda es por las vacunas den su primera, segunda y tercera dosis, se presentaron largas colas, porque en las instituciones están públicas y entidades bancarias están exigiendo el certificado de vacuna contra la Covid” dijo.

Explicó que también, llegaron al hospital personas que perdieron el certificado de vacunas y pedían se les extienda una copia. Burgulla, explicó que se está reimprimiendo el certificado de vacunas, para las personas que lo requieren en el hospital o centro de salud donde fueron vacunados, también puede obtener el documento a través del internet ingresando en la página: https://sus.minsalud.gob.bo/#vacuna.

BANCOS

Por otro lado, en la puerta de ingreso a los bancos se pegó el comunicado que señala; “En virtud al Decreto Supremo Nro 4641 y en la tarea de precautelar la salud y vida de toda la población, especialmente de los clientes u usuarios de nuestra entidad financiera, se comunica qué, a partir del lunes 3 de enero del 2022, previo al ingreso a nuestras agencias a nivel nacional deberán presentar:

1.- El carnet de vacunación con esquema completo

2.- El carnet de vacunación de primera dosis dentro el plazo estipulado.

3.- En caso que la persona no cuente con el documento de salud requerido deberá presentar una prueba RT-PCR negativo emitido hasta 24 horas antes de su ingreso.

Asimismo, las medidas de bioseguridad al interior como exterior del banco como uso del barbijo, alcohol desinfectante para las manos y el distanciamiento social.

La molestia de algunas personas no se dejó esperan, indicaron que la vacuna no era obligatoria, que no estaba informados de la vigencia del Decreto Supremo 4641, que perdieron el certificado de vacuna o no lo portaban en ese momento.