Multitudinaria Marcha por la Patria se extiende por más de 9 kilómetros

Desde el horizonte, la Marcha por la Patria parece un interminable río humano que avanza imparable con wiphalas, tricolores y banderas de los nueve departamentos del país. Cada uno de los marchistas camina firme hacia La Paz en defensa de la democracia y del Gobierno elegido mediante el voto del pueblo.

Varias organizaciones sociales se suman cada día y fortalecen aún más no sólo la columna de marchistas que alcanza los nueve kilómetros de largo, se ahondan además los pedidos de respeto a la democracia, el apoyo al gobierno de Luis Arce y el repudio hacia la derecha que intenta gestar un segundo golpe de Estado en Bolivia.

Los principales dirigentes de las organizaciones sociales que encabezan la Marcha por la Patria agradecen el respaldo y apoyo de cada una de las confederaciones, federaciones, sindicatos y otros que forman parte del Pacto de Unidad y aquellos sectores que deciden acompañar la caminata.

Las muestras de cariño de los pobladores de cada localidad y municipio son fundamentales, pues reciben a la columna con alimentos, agua, dulces, coca y hasta fruta que no falta durante el recorrido que avanza a paso firme.

Aunque el cansancio se denota en muchos rostros, la fuerza sigue y el lunes tienen previsto llegar a la sede de gobierno, donde se concentrarán en un acto significativo que tendrá lugar en la plaza San Francisco.

Mientras avanzaba la marcha hacia Calamarca en su quinto día de recorrido por la carretera Oruro- La Paz, el presidente Luis Arce se sumó a la caminata y participó en el acto de recibimiento en ese municipio del altiplano paceño, donde destacó el simbolismo de unidad de la marcha y el mensaje de trabajo y desarrollo contra sectores que “buscan el estancamiento de Bolivia” por intereses de grupos externos.

Entre voces que gritaban “¡Lucho no estás solo!”, el Jefe de Estado en su alocución dijo: “No estamos solos, estoy con el pueblo y así vamos a continuar, hermanos, con el pueblo”, afirmó.

Recordó que en octubre de 2020 la ciudadanía en las urnas tomó la decisión de elegir a un gobierno “del pueblo y para el pueblo”. También cuestionó a los grupos que no respetan ese voto y buscan paralizar la economía que de apoco se reactiva.

“Aquí estamos todos, oriente, occidente, el norte, el sur del país, porque todos estamos conscientes, hermanas y hermanos, de que Bolivia necesita trabajar, necesita salir de la crisis, necesita avanzar y hay gente que no quiere que avancemos, hay gente que quiere que nos estanquemos porque responde no sólo a sus intereses personales de grupos, sino también a intereses internacionales”, sostuvo.

El presidente del Movimiento Al Socialismo (MAS-IPSP), Evo Morales, manifestó que “cuando nos unimos nadie nos gana, ni electoralmente ni socialmente”. Ratificó que esta movilización multitudinaria llegará el lunes a “reventar La Paz”.

Morales estimó que la marcha pasará el millón de caminantes cuando llegue a la sede gobierno, este 29 de noviembre.
“Será una fiesta. Pasado mañana vamos a reventar La Paz con alegría; vamos a reventar La Paz con una vocación democrática, y con una convicción revolucionaria”, dijo.

Mencionó también que son miles y miles de compañeros que apoyan la Revolución Democrática Cultural y al gobierno de Luis Arce, porque todos defienden el Estado Plurinacional de Bolivia.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, advirtió que los bolivianos no estamos para entrar en convulsiones, pero si continúan los intentos de desestabilización al Gobierno, “el pueblo está aquí para decir basta”.

“No vamos a permitir más intentos de golpe de Estado y menos que quieran desestabilizar el país”, declaró. Además demandó que se haga justicia y que se castigue a los responsables del golpe de Estado de noviembre de 2019.

“Hoy nos reúne una nueva historia, estamos reunidos en defensa de la patria, en defensa de la democracia, en defensa de nuestro Gobierno elegido democráticamente, del voto popular del pueblo, y vamos a defender nuestro voto, vamos a defender a nuestro presidente Lucho Arce, vamos a defender a nuestro vicepresidente David Choquehuanca, por eso estamos aquí”, afirmó.

Huarachi agregó que “estamos en estado de emergencia debido a los intentos de desestabilización, de golpe de Estado”.
El dirigente demandó además que se haga justicia, y que se castigue a los responsables de la crisis de noviembre de 2019.

Este domingo la marcha partirá a las 06.00 de la mañana con rumbo a Achica, Arriba, localidad donde será el punto donde descansarán para luego emprender su último recorrido que es rumbo a la ciudad de La Paz.

Médicos atendieron a 2.500 caminantes

La larga columna de marchistas no sólo estaba conformada por los sectores sociales, sino también por médicos que acompañan todo el trayecto rumbo a la sede de gobierno. 50 galenos del Ministerio de Salud atienden con prontitud las dolencias de los marchistas en el recorrido.

Según declaraciones de la doctora Zulma Rodríguez, dependiente de esa cartera de Estado, se atendió a por lo menos 2.500 personas en los cinco días de caminata por la carretera Oruro-La Paz, vale decir 500 pacientes por día.

“Los casos más comunes que atendemos de forma pronta y oportuna son los calambres, dolores de cabeza e incluso algunas descompensaciones de los marchistas que llegaron de Santa Cruz, Beni y Pando”, informó.

Mencionó también que 200 personas de salud que pertenecen a la confederación de médicos de Santa Cruz y de Oruro acompañan la marcha con un recorrido desde la cabecera hasta la cola de la extensa columna de hombres y mujeres.

“En la marcha no hemos tenido casos críticos al margen de algunas personas que se desmayaron y que fueron atendidas en las ambulancias correspondientes”, expresó.

Personas con discapacidad se suman a la columna

El impedimento físico no es un obstáculo para participar en la Marcha por la Patria y demostrar su respaldo a las reivindicaciones sociales. Acompañada de su pequeña hija de 10 años, Luisa Apaza, una persona con discapacidad, participa en la movilización para pedir respeto al voto del pueblo, el apoyo al gobierno del presidente Luis Arce y repudio a los intentos de desestabilización del país por parte de la derecha.

Apaza relata que junto con su hija salió de la población de Tablachaca para sumarse a la columna de los marchistas, aunque para su “hijita” significa un doble esfuerzo, pues debe empujar su silla de ruedas de forma permanente para movilizarse.

“Yo estoy aquí porque queremos cambio, ya no queremos más violencia, queremos que las leyes se cumplan y quienes hicieron tanto daño a nuestro país sean castigados y vayan a la cárcel, por eso estoy en la marcha”, aseguró.

Rosmeri Montaño, una persona de la tercera edad que se dedica a la producción de frutas en el Chapare, también se sumó a esta manifestación por la defensa de la democracia. “Por la marcha nomás he venido, tres días ya estoy marchando”, afirmó.

Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: