Morales pide hacer análisis y debatir la realidad política nacional e internacional

En el décimo quinto congreso de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba es necesario hacer un análisis de la situación política social y económica del país, pero también de américa latina y del mundo.

Hay que debatir los problemas mundiales que afectan a los países ya que estas repercuten en las naciones ya que muchos problemas como la pandemia del coronavirus y crisis económicas son causadas por los países neoliberales.

En 22 meses la empresa de Urea y Amoniaco perdió 428 millones de dólares, la planta cuesta 900 millones de dólares es decir en un año hemos perdido la mitad de lo que se invirtió para crear esa empresa.

La derecha gesta golpes de estado para destruir no solo la democracia sino también las empresas y la economía de un país con el fin de facilitar la intervención de organismos y de países neoliberales como Estados Unidos interesadas en saquear nuestros recursos naturales, expresó el presidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Evo Morales Ayma.

LUCHA POR CAMBIO ESTRUCTURAL

En el pasado las marchas eran por la soberanía y la dignidad del pueblo boliviano, no solo por reinvindicaciones, se marchaba por un cambio estructural.

Las luchas sociales fueron transformadas en un poder político para cambiar las estructuras de dominación, con la nacionalización de los recursos naturales.

“Divididos no somos nada, juntos somos invencibles, para ser más fuertes primero hay que pensar en la patria y el proceso de cambio ya que los dirigentes pasamos, somos sustituibles”, reflexionó Morales.

Con unidad, desde el trópico de Cochabamba, se derrotó las políticas norteamericanas antidrogas, la defensa de la coca fue más importante que la guerra de la coca y del gas.

La guerra del agua y del gas era una lucha económica, las luchas por la defensa de la coca era una lucha política por la defensa del país y su libertad ya que estados unidos querían someter y convertir a Bolivia en una colonia, por lo tanto, la lucha por la coca fue la lucha por la emancipación, por la dignidad y la autodeterminación.

Morales pidió a las organizaciones sociales unirse a trabajar juntos por el proyecto de construcción de un estado plurinacional y proceso de cambio, sin enviar a otras organizaciones sociales.

El pueblo no necesita antipatrias, vende patrias, ni reformistas, necesita revolucionarios comprometidos y antineoliberales, por eso con los fascistas no habrá reconciliación, no podemos negociar con los que nos someten y humillan o no nos ganan o les ganamos esa es la lucha ideológica finalizó.