Camacho pidió dinero para vacunas que se usará ahora en otros ítems

Luis Fernando Camacho juró el 3 de mayo como gobernador de Santa Cruz con la promesa de pelear por recursos para la región, por la ejecución del Censo de Población y Vivienda, el Pacto Fiscal y la lucha contra el Covid, pero mintió.

“Es un privilegio y sepan que estoy dispuesto a dar mi propia vida por mi región, que estoy dispuesto a defender”, dijo Camacho al ser posesionado, pero olvidó su promesa más importante, comprometida el 10 de enero, cuando aseguró que si es electo como Gobernador, implementaría un plan para que todos los cruceños estén vacunados hasta el 24 de septiembre. En 15 días el plazo se cumple y la Gobernación se dio el lujo de rechazar casi un millón de dosis.  

En ese marco, el asambleísta departamental por Santa Cruz Muriel Cruz explicó que el 12 de julio Camacho promulgó la ley departamental para la compra de vacunas contra el Covid-19 que permitió disponer de Bs 54 millones para la adquisición de inmunizantes contra el coronavirus.

La Asamblea Legislativa Departamental promulgó por unanimidad la inversión, pero las gestiones de la Gobernación no fueron suficientes, a pesar de que el gabinete de ministros del presidente Luis Arce aprobó en junio el Decreto Supremo 4521, que autoriza a los gobiernos subnacionales la importación directa de vacunas contra el Covid-19.

“Lastimosamente, el gobierno departamental no ha tenido la capacidad y ni la responsabilidad de poder cumplir con el mandato que se le dio a través de la ley departamental”, explicó Cruz.

Pese a la promesa de Camacho, hasta ahora sólo alcanzó al 42% de la población vacunada con segunda dosis, faltan unas dos semanas para llegar al aniversario del departamento, fecha límite para la promesa del excívico.

No se gestionaron vacunas

El 3 de septiembre, el periódico El Deber dio a conocer  que el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental (ALP), Zvonko Matkovic Ribera, informó que los Bs 54 millones que fueron aprobados para la compra de dosis para la población cruceña serán destinados a las salas de terapias de los hospitales de tercer nivel, ante una posible llegada de una cuarta ola de Covid-19, hecho que no está confirmado por ahora.

Esta determinación se dio luego de que, según Matkovic, se hiciera un análisis con el Colegio Médico de Santa Cruz, que estableció que existe un excedente de más de 700 mil dosis contra el coronavirus en el departamento y esta semana rechazaron un millón de inmunizantes para esta región.

Bs 54 millones fueron aprobados en la Asamblea Departamental de Santa Cruz para la adquisición de inmunizantes contra el coronavirus.

“Entendemos que no es necesaria una compra, por eso vamos a apegarnos estrictamente a lo que dice la ley que se aprobó en la ALD; en el caso de que no sean utilizados los recursos destinados para la compra de vacunas contra el Covid-19, se aprueba y autoriza al Órgano Ejecutivo Departamental la reasignación de dichos recursos en programas no recurrentes y/o de inversión pública, que son necesarios para atender las competencias departamentales, como ser salud, políticas sociales y otras en beneficio de la población”, explicó según el matutino local.

La asambleísta Cruz explicó que en la Gobernación se trabaja sin planificación ni coordinación para cumplir los requerimientos de la población que depositó la confianza mediante el voto.

Por su parte, el asambleísta departamental de Santa Cruz Hugo Valverde explicó que el Gobernador de Santa Cruz, como lo hizo su antecesor Rubén Costas, se jactó de separar el 10% del presupuesto departamental para salud, lo que resultó una farsa.

“Lo primero que Camacho hizo para evitar cumplir la palabra empeñada en época electoral fue pelear con el Gobierno nacional asegurando que no se permitía que la Gobernación compre vacunas, lo que quedó demostrado que era mentira”, dijo.

Camacho dijo que la bancada opositora del Movimiento Al Socialismo estaba en contra del proyecto de ley departamental para la adquisición de vacunas, pero los asambleístas la aprobaron sin problemas, por el bien de la población.

Rechazo de vacunas

El martes, la viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, informó que la Gobernación Departamental de Santa Cruz no aceptó aproximadamente un millón de vacunas anticovid que estaban listas para que lleguen a esa región.

“Ayer tuvimos comunicación con Sedes Santa Cruz, quienes han solicitado que no se les envíe las vacunas, lastimosamente ya teníamos el vuelo contratado, teníamos las vacunas listas, ya estaban saliendo hacia el departamento, sin embargo nos han pedido que no se les envíe la vacuna. Nos han dicho que tienen un problema con una de las cámaras de frío”, señaló Castro en contacto con Panamericana.

Castro calificó como atentado contra la salud de la población cruceña la irresponsabilidad del Servicio Departamental de Salud y la Secretaría de Salud por no haber preparado con la debida anticipación las cámaras de frío, a sabiendas de que el Gobierno nacional garantiza las vacunas para todos.

El asambleísta Valverde señaló que el rechazo de las dosis es una vergüenza nacional e internacional y fustigó la mala decisión.

“Lo que ha pasado ayer (martes) que lo sepa Bolivia, mientras (Camacho) ordena rechazar esas vacunas por su incapacidad y su capricho político hay cruceñas y cruceños que se siguen muriendo por el Covid y otras enfermedades.

Valverde dijo que por respeto al mes aniversario del departamento no se asumirán acciones para no menoscabar la fiesta, pero anunció movilizaciones posteriores por las irresponsables decisiones.

Vacunas para Santa Cruz

El director nacional del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Max Enríquez, explicó ayer en Bolivia TV que dando cumplimiento al compromiso presidencial de adquirir vacunas para los bolivianos el lunes llegaron al país 3,3 millones de inmunizantes Sinopharm para cubrir la vacunación en todo el país.

De esa cantidad, la más grande arribada a suelo boliviano hasta el momento se destinó para Santa Cruz, 860.140 dosis, de ellas 363,200 para completar esquemas o sea segundas dosis, y para nuevos esquemas 248 mil primeras dosis, y la misma cantidad para completar el esquema, pero esa cantidad fue rechazada.

Santa Cruz actualmente cuenta con un stock de 721.490 dosis almacenadas en su cadena de frío debido a la baja cobertura en la vacunación que también compete a las gobernaciones a través de su Servicio Departamental de Salud.

“Como Gobierno hemos planificado la inmunización de la población en edad vacunable, de toda esa población, no sólo de una parte, de los 7,180.428 ciudadanos vacunables, por eso la responsabilidad del Gobierno, aunque sabemos que no se va a vacunar el 100 por ciento, se debe comprar la vacuna para cada uno de los estantes y habitantes”, explicó Enríquez.

El Gobierno contrató un vuelo para trasladar las vacunas desde Cochabamba hasta Santa Cruz, pero debido al rechazo, se tuvo que trasladar las dosis a La Paz para ser almacenadas.

Desde la Gobernación, el secretario de Salud, Fernando Pacheco, confirmó que una de las tres cámaras de refrigeración se encuentra en mantenimiento preventivo, y debido a esta situación pidieron al Ministerio de Salud que el envío de un nuevo stock pueda aguardar un poco.

“Nosotros hemos sugerido que el envío de este stock de vacunas pudiese esperar un par de días, ya que una de nuestras cámaras de refrigeración se encuentra en mantenimiento preventivo. Hemos pedido que este lote importante de vacunas pueda llegar después de que esté lista nuestra cámara”, afirmó.

Solicitud de informe

El diputado cruceño Anyelo Céspedes dijo que desde la Cámara Baja efectuará una petición de informe escrito para saber la verdad sobre el rechazo de las vacunas.

“Ése va a ser el primer paso que vamos a dar; si no responde, vamos a hacer una petición de informe oral porque vamos a empezar a denunciar que lo único que quiere Camacho es desestabilizar a un gobierno legalmente constituido y como parlamentarios no lo vamos a permitir”, dijo Céspedes.

El asambleísta dijo que los cruceños deben saber que el Gobierno central trabaja para garantizar la salud de los bolivianos, y no como la derecha que está acostumbrada a mentirle a los bolivianos.

Aseveró que lo peor que le sucede hoy al pueblo cruceño es primero la pandemia y después la Gobernación encabezada por Luis Fernando Camacho, quien ha demostrado que no tiene la capacidad de administrar el departamento.

“Estamos más decepcionados porque la Gobernación está rechazando vacunas, recuerdo que tiempo atrás Camacho decía que el Gobierno estaba mintiendo y que no nos iba a traer vacunas; hoy el gobierno de Luis Arce está cumpliendo. Recuerden lo que decía Camacho en su candidatura, que todo el pueblo cruceño iba a tener hasta septiembre vacunas y que todos los cruceños íbamos a estar vacunados y ésa es la primera y más grande mentira”, explicó Céspedes.

Para el diputado Marcelo Pedraza, el problema pasa por la falta de coordinación entre el Gobierno y las unidades territoriales autónomas por visiones políticas.

“En el tema específico de la salud, los colores no funcionan, cuando empezamos a enfrentarnos por una línea política u otra a quien se perjudica es a la población”, dijo Pedraza.

linkedin

Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: