Montaje con los futbolistas Alaba, Mbappé, Haaland, Pogba y Camavinga foto: realmadryt.pl

Pese a la decepción del ‘affaire Mbappé’, el Real Madrid sigue trabajando no sólo en el plano deportivo, sino también en el institucional. Aunque los resultados del primer equipo son el reflejo final del trabajo de la entidad, y su parte más mediática y visible, el club se encuentra en plena fase de renovación a todos los niveles.

En este sentido, la joya de la corona es el nuevo Bernabéu, que sigue inmerso en un vertiginoso proceso de transformación con el fin de convertirlo en un recinto prácticamente nuevo sin perder la esencia del viejo estadio de La Castellana, de Chamartín al proyecto que lideró el mítico ex presidente blanco y que ahora lleva su nombre. Pero hay más.

Kylian Mbappé, que es el gran objetivo del Madrid para el próximo curso. El delantero francés sigue negándose a aceptar los jugosos caramelos que le ofrece el PSG en forma de renovaciones ultramillonarias, y en el Madrid esperan que el jugador prolongue su resistencia hasta el 1 de enero, fecha en la que podrá comprometerse legalmente con los blancos.

Erling Haaland, el nuevo gran depredador del fútbol europeo. El club basa su optimismo en las buenas relaciones que mantiene con el Borussia Dortmund, actual equipo del noruego, y confía en poder cerrar un acuerdo con el agente del jugador.

Paul Pogba, un viejo anhelo del Madrid (sobre todo por recomendación de Zidane), que acaba contrato con el Manchester United en 2022 y no parece, de momento, muy dispuesto a renovar con el club de Old Trafford. Al jugador, por cierto, siempre le ha atraído la posibilidad de vestir de blanco.

Más difícil lo tienen Marcelo, Isco y Bale, que acaban contrato en junio de 2022 y que deberían salir por cuestiones deportivas y económicas. E imposible ya Ramos (final de contrato), Varane y Odegaard, traspasados éstos a la Premier.

Fuente: realmadryt.pl