Victimizan a Áñez para sacarla libre y los crímenes cometidos en su régimen queden impunes

Se quiere victimizar a Áñez, se busca influir en las autoridades judiciales con el argumento de que está sufriendo, está enferma y que su vida corre peligro. Lo que buscan organizaciones y personas afines al régimen del golpe de Estado del 2019 es que Añez salga libre, para que pueda fugar y los delitos de lesa humanidad que cometió queden impunes, advirtió el viceministro de Régimen Interior Nelson Cox.

“Los que buscan su libertad están temerosos porque ella pueda hablar en el juicio de responsabilidades que se le inicia por el golpe de Estado y las masacres de Huayllani y Senkata. SI Añez habla otras exautoridades caerán y eso es lo que quieren evitar, dijo Cox.

El exdefensor del pueblo lamentó que Añez tenga privilegios en la cárcel, “Ella rechaza la alimentación, tiene comida especial, no cumple reglamentos internos del penal referidas a la limpieza, preparación de alimentos, uso de lavanderías y trabajos que son comunes y parte de las reglas de convivencia de las reclusas del penal. Tiene privilegios, porque incluso sus familiares duermen con ella, está en una celda individual para ella sola con TV, radio, cama, cafetera y otros beneficios, que el resto de las internas no tiene, dijo Viceministro de Régimen Interior.  

Las 57 internas del penal de Miraflores, no tienen contacto con sus familiares porque por el COVID las visitas están restringidas, ella recibe visitas a diario de sus familiares y de exautoridades de su régimen, esas desigualdades no pueden existir, las otras internas se ven vulneradas en su derecho por los privilegios que tienen Áñez. Por eso la llaman “la reina de Miraflores” porque ella tiene todo en ese recinto subrayó Cox en entrevista con Radio Kawsachun Coca.

La es mandataria se ocultó cuando fue aprehendida en el Beni, y pretendía escapar al Brasil, tenía lista una avioneta, si está presa es porque hay peligro de fuga, si se hubiera presentado voluntariamente no estaría con detención preventiva, concluyó.