Gobierno arremete contra Luis Almagro en la OEA

El Ministro de Justicia Iván Lima y de Relaciones Exteriores de Bolivia Rogelio Mayta, en Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) arremetieron este miércoles contra el secretario general del organismo, Luis Almagro, a quien acusaron de cometer actos de “injerencia” política en Bolivia.

Lima afirmó que el país rechaza «con contundencia» cualquier comunicado que sea emitido por el secretario general del organismo internacional, Luis Almagro, sobre los asuntos que conciernen al Estado Plurinacional.

«Pedimos que la Secretaria General de la OEA se abstenga de seguir cometiendo actos de intervencionismo. Bolivia rechaza con contundencia cualquier comunicado del Secretario General de la OEA», aseveró Lima en su intervención.

Aseguró que Luis Almagro «representa el dolor, la muerte y humillación de los bolivianos» y reprochó que la Secretaría General de la OEA busque intervenir en la independencia judicial del Estado.

Lima manifestó el rechazo del Gobierno boliviano al comunicado emitido por la Secretaría General de la OEA, semanas atrás, en la que ratificó los resultados de su auditoría electoral el 2019 – en la que halló ‘irregularidades’ en el triunfo del entonces presidente Evo Morales.

«El informe presentado por la OEA está plagado de deficiencias, no corresponde a una auditoria técnica y no está a la altura de la responsabilidad asignada», aseveró Lima a tiempo de resaltar que los resultados de dicho informe fueron refutados por diversos estudios internacionales.

En Bolivia nunca se pudo comprobar las acusaciones de un presunto fraude electoral el 2019, y prueba de ello, dijo, es el informe del Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, España, que concluyó que no hubo manipulación dolosa ni fraude en los comicios bolivianos de hace dos años.

Asimismo, el Grupo Internacional de Expertos Independientes, corroboró en su informe de las investigaciones de los hechos registrados el 2019, indicando que como consecuencia del Golpe de Estado se registró en el país masacres, crímenes de lesa humanidad, torturas y violación a los derechos humanos.

Por su parte, Rogelio Mayta, acusó al secretario general del organismo hemisférico, Luis Almagro, de cometer actos de injerencia, de incurrir en «racismo» y de provocar la «ruptura del orden constitucional» en la crisis política de 2019.

“Pedimos respeto a la soberanía del estado plurinacional de Bolivia y nuestro Órgano Judicial», finalizó.