Fijan fianza de $us 250.000 para que murillo se defienda en libertad

Uno de los abogados de Greenber Traurig, Daniel Pulecio, que acompaña el caso del exministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó hoy que se llegó a un acuerdo para que, con el pago de una fianza, la exautoridad se defienda en libertad de las acusaciones en su contra. Se convocó a una nueva audiencia para el 9 de septiembre en la que se prevé ratificar este acuerdo.

“En las siguientes horas es poco probable, han logrado un acuerdo preliminar sobre el monto de la fianza y ahora tiene que pagar la fianza que es de 250 mil dólares, tan pronto la pague es posible que salga en libertad”, dijo Pulecio, según el reporte de Bolivia TV.

El abogado añadió que “la regla general es que los acusados enfrentan su proceso penal en libertad siempre que logren acordar una fianza y hoy la Fiscalía y el juzgado han informado sobre ese acuerdo de fianza a la juez y lo ha aceptado”.

El exministro de Gobierno está detenido desde el pasado 22 de mayo. Es acusado por los delitos de soborno y lavado de dinero dentro del caso referido a la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos.

Por el caso, también fueron detenidos el exjefe de gabinete de Murillo, Sergio Méndez, y los estadounidenses Luis Berkman, de 58 años; Bryan Berkman, de 36, y Philip Lichtenfeld, de 48, quienes, según la investigación, pagaron 602.000 dólares en sobornos a funcionarios del Gobierno boliviano en beneficio de Murillo, de Méndez y de otro empleado gubernamental boliviano que no fue identificado.

Según la acusación, los Berkman y Lichtenfeld lavaron los pagos a funcionarios del Gobierno boliviano a través de cuentas bancarias en Florida y Bolivia para promover el esquema de sobornos entre noviembre de 2019 y abril de 2020.

Estos ilícitos, según la Fiscalía, se pagaron para que la empresa de Bryan Berkman, con sede en Florida, «obtuviera y mantuviera negocios del Ministerio de Defensa de Bolivia».

Se trataba específicamente de un contrato de aproximadamente 5,6 millones de dólares para enviar al país gas lacrimógeno y otros equipos no letales.

También, precisa la denuncia, los tres estadounidenses organizaron el pago de 582.000 dólares en efectivo para Murillo y Méndez. (Los Tiempos).