Apoyo económico al sector productivo y redistribución justa de la tierra

El presidente Lusi Arce Catacora que participó de la celebración del día de la revolución agraria, productiva, comunitaria desde el municipio de San Julia, anunció apoyo económico al sector productivo agropecuario con distribución justa de la tierra.

Expreso que el 2020 se paralizó el saneamiento de propiedades pequeñas y se procedió a entregar más de 700.000 hectáreas en favor de empresarios que en la actualidad están siendo revertidas al Estado.

El desarrollo productivo agropecuario también paralizados en la gestión de Áñez está siendo reactivado. Los proyectos del plan de desarrollo comunitario productivo están siendo recuperados para reactivar la economía, agregó.

Se impulsaron medidas como el fideicomiso para reactivar la industria nacional con créditos del 0,5% anual para que los pequeños medianos y grandes empresarios dejen de importar materia prima y estas sean producidas en el país, así como alimentos de primera necesidad.

Se asignó recursos para el pago de prima ante desastres naturales en el denominado seguro agrario.

Arce informó que se invertirán 757 millones de bolivianos para financiar proyectos de reactivación productiva en el país.

Se apoyará la perforación de pozos subterráneos con 235 millones de bolivianos para apoyar al riego y la industrialización del agro.

Asimismo, mediante un anteproyecto de Ley se propone aprobar un IVA con arancel cero para la importación de equipos y maquinaria agropecuaria que fomente la producción nacional, dijo.

El estado boliviano garantiza las leyes en materia agraria, por tanto, se agiliza el saneamiento y distribución de tierras, Arce anunció que se entregarán 26 mil títulos de propiedad en favor de pueblos indígenas comunitarios, con el único requisito de que las trabajen y apoyen al desarrollo económico del país como señala la Ley.

La distribución de tierras no debe discriminar a nadie, pero el marco del Estado Plurinacional, la dotación de tierras debe favorecer a los campesinos y sectores empobrecidos, por ello se ha instruido al INRA que concluya el saneamiento de tierras en el marco de la Ley de tierras expresó Arce.

El Estado boliviano, destinará 24 millones de bolivianos para apoyar el sector productivo del país, de los cuales, un millón 300 mil bolivianos, serán para el sector productivo.

«Se defenderá la tierra como se defendió la democracia, con unidad para proteger el gobierno, el Estado Plurinacional de Bolivia y el proceso de cambio. El Gobierno Central es la única instancia de control de la tierra, no se permitirá que gobiernos municipales o departamentales que usurpen estas funciones queriendo tener el control de la tierra con fines separatistas” concluyó el mandatario.