De las guerras del imperio a la conquista del poder para el cambio estructural

El presidente del MAS-IPSP Evo Morales, señaló que en las exposiciones sobre la Geopolítica Imperial del que se habló en el taller de formación política antimperialista, se dijo que hubo tres guerras del imperio, entre ellas; la guerra fría, la guerra contra el narcotráfico y la guerra contra el terrorismo.

Para el imperio norteamericano los cocaleros somos “terroristas” y bajo ese argumento quieren acabar con los movimientos sociales de los pueblos indígena campesinos originarios. Pero en Bolivia también quieren acabar con el MAS y con Evo Morales.

Explicó que la derecha por instrucciones de EEUU, inventan una campaña «antievista», quieren manchar la imagen de Evo con falsas acusaciones de narcotráfico y otros hechos para dañar su imagen, desacreditarlo, para dividir al MAS.

El movimiento indígena campesino originario del trópico, hizo algo único en el mundo y es cambiar las luchas reinvindicacionistas por luchas para el cambio estructural, para la recuperación de la patria para tener un país soberado y con autodeterminación.

«Para cambiar Bolivia teníamos que tener un movimiento político que se creó el año 1995 y un año después participó de las elecciones nacionales y el MAS ganó las elecciones.

Con el poder en nuestras manos se hizo una revolución económica con la nacionalización de las empresas estratégicas y la nacionalización de la economía; en lo político, con la Asamblea Constituyente, se aprobó una nueva Constitución Política del Estado Plurinacional; y en lo social, se hace una redistribución con la riqueza, mencionó.

Sin embargo, falta ejecutar una revolución científica-tecnológica para dejar la dependencia tecnológica.