La tierra es de los campesinos no de terratenientes que quieren retornar a la época feudal

Los campesinos son dueños originarios de la tierra, rechaza la concesión ilegal de tierras ejecutado por el gobierno de facto de Añez, los intentos de expulsión de campesinos indígenas bajo la acusación de “avasalladores” y la conformación de una comisión departamental de la tierra en Santa Cruz por ser inconstitucional y divisionista.

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) tras la realización del ampliado de emergencia realizado el jueves, expresó que los campesinos originarios y pueblos indígenas, son los únicos y verdaderos dueños de las tierras que fueron invadidas y usurpadas por los conquistadores españoles, enajenamiento que continuó en la época republicana con los terratenientes oligarcas y logias cruceñas.

Ante este hecho, reinvindican su derecho a la tierra y territorio como dueños legítimos y habitantes milenarios, rechazan que la oligarquía terrateniente quiera apropiarse de ella.

Señalan que en el gobierno de facto de Jeannine Áñez, aprobó el ilegal e inconstitucionalmente el decreto 4320 para dotar indiscriminadamente tierras a personas y grupos de terratenientes de la derecha, golpistas mercaderes como Branco Marincovich que se benefició con 27.000 hectáreas de tierras cuando la Constitución Política del Estado (CPE), establece un límite de 5.000 hectáreas para concesiones.

La dictadura de Áñez, en un solo año, saneó 700 mil hectáreas para favorecer a empresarios, terratenientes y políticos golpistas.

Luis Fernando Camacho, y la oligarquía cruceña, ahora levantan la bandera de la falsa defensa de la tierra, para consolidar esas tierras en favor de empresarios, pretenden expulsar a indígenas, campesinos, enfrentar a los indígenas con empresarios terratenientes, para qué, a partir de ellos, vuelvan a convulsionar al país con afanes desestabilizadores.

A su vez buscan evitar que la justicia procese a Camacho principal instigador y autor intelectual y material del golpe de Estado del 2019.

Por tanto, la Csutcb se declara en emergencia contra de la actitud provocadora y promotora del avasallamiento de tierras fiscales que pretende perpetrar el golpista Luis Fernando Camacho en complicidad con el comité cívico de Santa Cruz, con el fin de beneficiar a las élites cruceñas.

La Csutcb, insta a sus afiliados de los sindicatos agrarios, centrales, subcentrales, federaciones provinciales departamentales, a mantenerse en emergencia nacional.

Asimismo, alerta al pueblo boliviano que la oligarquía de Santa Cruz, ejecuta acciones golpistas y separatistas atentando contra la unidad y la integridad del Estado Plurinacional de Bolivia.

La Csutcb, exige respeto a la CPE, que establece que la administración de la tierra y los recursos naturales, por mandato de la Asamblea Constituyente son competencias privativas del nivel central.

Aclaran que no es responsabilidad ni tuición de los gobiernos departamentales ni municipales, por tanto, se rechaza cualquier convocatoria regional de cumbres o reunión sobre la tierra, con fines divisionistas y de enfrentamiento entre bolivianos, señala el pronunciamiento campesino.

Exigen que el INRA autoridades de bosques y tierras, no acudir a estas reuniones, no permitir el desalojo de organizaciones y comunidades de tierras de origen.

Instan a hacer cumplir el decreto supremo 4494 aprobado por el gobierno de Luis Arce Catacora en abril de 2021 para recuperar las tierras fiscales cedidas a título gratuito por el gobierno de facto de Áñez.

La comisión agraria departamental promovida por Santa Cruz, no es legal ni legítima, por tanto, no tiene autoridad para convocar o realizar reuniones para definir la propiedad de la tierra por lo que piden a las autoridades policiales hacer respetar las tierras fiscales.

Finalmente, exigen una auditoria a la tendencia de la tierra en Bolivia, revisión de la función económica y social, reversión de tierras que no cumplen los requisitos, y recuperar las tierras cedidas por encima de las 5000 hectáreas.