Piden pruebas de antígeno nasal y campañas de vacunación contra la COVID-19

En la reunión del COEM municipal de Puerto Villarroel se pide intensificar las campañas de vacunación contra la COVID, demandar al Servicio Departamental de Salud (Sedes) pruebas de antígeno nasal y continuar con el uso de las medidas de bioseguridad.

El Centro de Operaciones de Emergencia municipal (COEM) de Puerto Villarroel realiza una reunión de evaluación de los casos de coronavirus en el que se informa que, en el trópico cochabambino, junio fue el mes con el pico más alto de casos de coronavirus y que a la fecha se registra un descenso significativo.

Limberd Miranda, coordinador de la red de salud IV-Ivirgarzama, indicó que los municipios deben solicitar al Sedes el envío de pruebas de antígeno nasal ya que se han agotado. Explicó que, con la aplicación de dichas pruebas, se logró detectar la mayor cantidad de casos positivos de la tercera ola; permitió a su vez identificar las zonas donde se están produciendo los contagios, tratar a las personas afectadas con medicamentos y vacunar a las que aún no están contagiadas.

Por otra parte, informó que el municipio de Puerto Villarroel cuenta con más de 2.000 vacunas contra la Covid -19 de la primera dosis y 1.300 vacunas de segunda dosis. «La población está dejando de acudir a inmunizarse», alertó Miranda, a tiempo de recomendar a las autoridades municipales intensificar las campañas de vacunación.

De más de 220 mil habitantes existentes en el trópico de Cochabamba, se calcula que se alcanzó a inmunizar a cerca de 20 mil personas, lo que es insuficiente, sostuvo el galeno.

Ponderó, sin embargo, las campañas de uso de la medicina tradicional y de buena alimentación para aumentar las defensas corporales tendientes a prevenir la Covid-19. Las campañas han derivado en mayor consumo de cítricos, jugos naturales, verduras, pescado y otros alimentos por parte de la población.

Finalmente propuso no descuidar las medidas de bioseguridad con el uso de barbijos, alcohol para desinfectarse las manos y la mantención del distanciamiento social.