El “pacto de unidad” rechaza la convocatoria al Congreso de la Tierra de Camacho

El “pacto de unidad”, conformado por la Confederación Única de Mujeres Indígena Originarios Bartolina Sisa, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Cutcb), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), y la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia, entre otros, emitió el viernes un comunicado a la población en la que rechaza la convocatoria al “Congreso de la Tierra” que hizó el gobernador de Santa Cruz, Luis Camacho en la población de San Ignacio de Velasco.

La convocatoria de Camacho propuso la conformación de una comisión agraria departamental con el fin de que esa instancia defina el plan estratégico de la tierra para hacer respetar la Ley que establece que “la tierra es para quien la trabaja”. y advierte con no permitir el avasallamiento de tierras.

El Pacto de Unidad calificó dicha convocatoria de inconstitucional ya que el tema de tierra es de competencia nacional; Por tanto ente esta convocatoria resuelve:

1ro. La administración de tierra y territorio junto con los recursos naturales, por mandato de la Asamblea Constituyente, son facultad del Estado Plurinacional de Bolivia, en sujeción a la Constitución Política del estado a través del Gobierno Nacional.

2do. Se rechaza cualquier convocatoria de cumbre o encuentros sobre la tierra, con tintes divisionistas convocadas por gobiernos municipales o departamentales, por no ser su competencia, así como establece la Constitución Política del Estado (CPE).

3ro. Las organizaciones del Pacto de Unidad, en unanimidad, convocaremos a una cumbre sobre la tierra y territorio, con el objetivo de discutir políticas de Estado con los sectores involucrados, cuya actividad, se realizará sujeto al marco constitucional con las leyes vigentes, relacionadas con el tema de la tierra.

4to. Los gobiernos departamentales y municipios no tienen facultad de distribuir ni titular las tierras, siendo tuición del Gobierno Central a través del Instituto de Reforma Agraria (INRA).