El ex capitán del Real Madrid llega a un club que colma sus aspiraciones ya que jugará con su amigo Navas, Neymar

Es sin duda una de las bombas del verano. Sergio Ramos se marcha al PSG. Probablemente, el mejor destino para el ex central del Real Madrid, sobre todo a la hora de valorar el impacto mediático y la repercusión que supone su llegada. Es una realidad que a día de hoy no hay mejor escaparate que París, no solo por la ciudad como una de las grandes capitales de Europa, sino porque no hay club que haya crecido más en los últimos años según Forbes.

Ramos va a jugar al lado de Neymar, Di María y quién sabe si Mbappé, que siempre ha dejado claro que a la hora de decidir su futuro quiere valorar el proyecto. El fichaje de Ramos es sin duda un gancho más para delantero de Francia. Sergio empezó su carrera de la mano de los Galácticos del Madrid y ahora la terminará con otro once galáctico, pero en el PSG.

amos quiere seguir ganando títulos y París le garantiza trofeos. A nivel nacional domina el PSG desde hace años si bien el Lille ha conseguido esta temporada arrebatarle la Liga. Pero Sergio quiere entrar en la historia con una quinta Champions e incuso con una sexta que le haría igualarse con Gento, y no hay duda que el proyecto es ambicioso. La llegada de Wijnaldum y las de Acharf y Donnarumma demuestran que Qatar no va a parar hasta levantar la Orejona.

Fuente: Marca.com

Temas que aparecen en esta nota: