Inspección a hospitales detecta falencias

El alcalde de Puerto Villarroel Limbet Cossío, realizó una inspección al hospital de segundo nivel de Ivirgarzama con el fin de verificar como se halla la atención a la población y las necesidades que tiene el nosocomio en cuanto a equipamiento, insumos médicos, personal e infraestructura. En la inspección se constató que el hospital necesita reemplazar equipos viejos que están en mal estado por nuevos; se requiere, asimismo, personal e insumos médicos como oxígeno para atender a los pacientes con coronavirus.

Otro problema está referido a las deudas que acarrean municipios que emplean los servicios especializados del hospital de referencia de segundo nivel de Puerto Villarroel y no cancelan los mismos, es el caso del municipio de Entre Ríos que adeuda 1.800 mil bolivianos y similar monto el municipio de Chimoré.

Cossío, dijo que se intenta cobrar estas deudas para reinvertirlo en el hospital y así mejorar el servicio de salud. Mencionó que en una reunión sostenida con autoridades del municipio de Entre Ríos se acordó que esa población hará un ajuste en su presupuesto a través de un reformulado, para pagar el 50% de la deuda al hospital de Ivirgarzama y el restante 50 % será presupuestado en el Plan Operativo Anual (POA) del 2022.

Cossío manifestó que se inspeccionarán también los hospitales de primer nivel para atender necesidades como el equipamiento, dotación de insumos médicos y mantenimiento de la infraestructura hospitalaria.

El Alcalde de Puerto Villaerrol indicó que se tiene proyectado la construcción de un hospital de tercer nivel para Ivirgarzama con lo que se alivianará la alta demanda de atención que tiene el hospital de segundo nivel.