Demandan a expresidente de Ecuador por entrega de armas a Bolivia

El abogado y asambleísta ecuatoriano Fausto Jarrín Terán presentó este lunes una denuncia contra el expresidente Lenín Moreno, por el delito de entrega y gases lacrimógenos y proyectiles para el uso de la fuerza pública boliviana contra la población civil durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez.

“He presentado junto a la Bancada de UNES, la denuncia respectiva para que se investigue al gobierno de Moreno por la entrega de material militar al gobierno de facto de Áñez. Mi solidaridad con el pueblo de Bolivia. ¡Exigimos verdad y justicia! Basta de justicia selectiva; Escribió el asambleísta ecuatoriano en su cuenta de twitter.

La denuncia fue interpuesta por malversación de fondos explicó este miércoles Fausto Jarrín Terán en una entrevista con la radio Kawsachun Coca.

“Nos avergüenza y nos indigna que Ecuador haya prestado armamento no letal al gobierno de Áñez para reprimir al pueblo boliviano, lo que muestra un gobierno servil de Lenin Moreno a los intereses norteamericanos” sostuvo.

Se recurrirá a los procedimientos judiciales de Ecuador para pedir justicia en torno a este hecho indicó.

En Ecuador también se registró una dura represión el 2019 contra del Fondo Monetario Internacional (FMI) y un mes después el armamento se presta al gobierno de Áñez para reprimir al pueblo de Bolivia que lucha por la defensa de su democracia.

La lucha era porque se mantengan los subsidios a los hidrocarburos que mediante un decreto pretendía eliminarlos.

En esa época Colombia prestó a Ecuador bombas lacrimógenas vencidas para la represión en Quito, y lo que sobró de los mismos, es lo que se habría prestado a Bolivia, dijo Jarrín.

EL PRÉSTAMO

Ecuador “prestó” en noviembre de 2019, al gobierno de Jeanine Áñez  8.449 unidades de armamento no letal, entre ellos proyectiles y granadas, según una carta del 27 de mayo de 2020 enviada al agregado de Defensa de la Embajada de Bolivia José Luis Frías por el comandante de la Policía ecuatoriana Hernán Carrillo.

Según el detalle del material prestado: 5.000 granadas de mano GL-302, 500 granadas de sonido y destello para exteriores, 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37 MM y 560 proyectiles de corto alcance calibre 37 MM.

El gobierno ecuatoriano habría prestado además de gases lacrimógenos municiones de alto calibre, municiones de guerra, que seguramente las investigaciones determinarán si han sido adquiridas de forma regular o irregular.