Suspensión de feria dominical en Ivirgarzama es calificada como positiva

El pasado domingo se cumplió la suspensión de actividades comerciales y restricción de la circulación vehicular y peatonal en una especie de cuarentena rígida, la medida fue acatada por la población de manera satisfactoria evaluó Irma Guasu concejal de la comisión salud, del municipio de Puerto Villarroel.

La medida fue aprobada mediante la Ley municipal 178 tras un análisis del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) y con el fin de reducir los índices de contagios de COVID 19 que se registra debido a que los días de feria la población no hace uso de barbijos, alcohol para desinfectarse las manos, lo que propaga la enfermedad.

Los domingos el municipio de Puerto Villarroel realiza su feria, la más grande de todo el trópico cochabambino, en la población de Ivirgarzama que ese día se convierte en un enorme mercado por la llegada de comerciantes de otros municipios del trópico y hasta de la ciudad de Cochabamba. Calles vacías y puestos de venta cerrados, caracterizó el inusual domingo en Ivirgarzama.

La paralización de la actividad comercial afecta a todos sobre todo a los que viven del día a día, pero es la única manera de mitigar el covid-19 insistió la autoridad.

El fin de semana también se realizó la fumigación de calles, mercados y plazas, además de rastrillajes con brigadas médicas casa por casa en busca de casos positivo de coronavirus para dar tratamiento a los afectados.

Este lunes se visitó el centro COVID Jampina Wasi donde se tienen 9 pacientes con coronavisrus de los cuales tres ya están superando la enfermedad, informó Guasu.